1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Atlético de Madrid vapulea a Real Madrid: 4-0

El Atlético de Madrid reescribió este sábado (07.02.2015) el clásico capitalino de la Liga española de fútbol al ridiculizar al Real Madrid con una goleada por 4-0 que modifica el panorama de la competencia. Pese a mantener el liderato de la Liga con 54 puntos, el Real vio cómo su rival desnudaba todas sus carencias en la vigésimo segunda fecha, le recortaba tres unidades en la clasificación y, 17 años después, volvía a ganarle en el estadio Vicente Calderón con un resultado histórico.

“Es el peor partido desde que yo estoy en el banquillo, no sé qué más decir. Tengo que asumir la responsabilidad por ello”, reconoció Carlo Ancelotti, entrenador de los merengues. Una vez más esta temporada, y al margen de las numerosas ausencias con las que Ancelotti afrontó el clásico de la capital española, Simeone le ganó partida táctica con claridad.

“No es normal que el Real Madrid juegue un partido como el de hoy. Asumo la responsabilidad y voy a intentar cambiar las cosas lo antes posible”, agregó Ancelotti, que apenas encontró argumentos para justificar una actuación desastrosa. Su equipo, con el portugués Cristiano Ronaldo de nuevo en el once titular tras dos partidos de sanción, hizo aguas por todas partes y, por vez primera en esta Liga, dejó a cero su marcador.

Cosas que pasan

“Todos los entrenadores tenemos un montón de ideas y la diferencia entre nosotros es muy chica, lo importante es quién las ejecuta y yo tengo un grupo que interpreta muy bien. Sin ellos sería imposible”, aseguró el técnico argentino del Atlético, sin querer hacer sangre, pero con una sonrisa reveladora.

Con goles del portugués Tiago, del español Saúl, del francés Antoine Griezmann y del croata Mario Mandzukic, su equipo acababa de pasar como una apisonadora por encima del Real. “Algunas cosas no se imaginan, pasan”, dijo Simeone después del encuentro, resumiendo así sus emociones tras la histórica victoria y la inagotable ambición de sus jugadores. (dpa)