1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentado en Pakistán deja una veintena de fallecidos

Una bomba activada por control remoto estalló en un mercado repleto de personas en Parachinar, en el noroeste del país.

Una bomba oculta en un cajón de verduras y activada por control remoto causó la muerte de al menos 20 personas en la ciudad de Parachinar, en el noroeste de Pakistán, informaron este sábado (21.01.2017) las autoridades. El explosivo detonó a primera hora del día en un mercado repleto de compradores y dejó, además de los fallecidos, unos 40 heridos, 12 de ellos de gravedad.

En un breve comunicado, las fuerzas de seguridad señalaron que "20 personas han sido martirizadas (asesinadas)” por la explosión de un artefacto explosivo improvisado (IED, en inglés) y que los lesionados fueron trasladados a distintos hospitales de la región. "Tropas del Ejército y de los Cuerpos Fronterizos se están haciendo cargo de las operaciones de rescate”, añadió el texto.

Parachinar, zona de mayoría chiita, es escenario habitual de actos violentos por parte de la insurgencia sunita y en diciembre de 2014 una bomba acabó con la vida de 22 personas en este mismo mercado. Las fuerzas armadas pakistaníes lanzaron una operación militar a mediados de 2014 en las zonas tribales fronterizas con Afganistán, lo que ha ayudado a reducir significativamente las acciones insurgentes.

Operación conjunta

El gobernador provincial, Iqbal Zafar Jhagra, dijo al canal de TV GEO que los remanentes de los grupos radicales cuya capacidad operativa ha sido mermada gracias a la acción de las fuerzas de seguridad, están tratando de mostrar que siguen activos a través de este tipo de atentados contra la ciudadanía. "Los terroristas han sido eliminados casi por completo por nuestras fuerzas y los que quedan pronto se encontrarán con su destino si todos nos levantamos contra ellos”, apuntó.

El primer ministro paquistaní, Muhammad Nawaz Sharif, expresó en un comunicado su "profundo dolor" por el suceso y ordenó que los heridos reciban asistencia médica de manera urgente. Poco más tarde, el grupo sectario Lashker-e-Jhangvi se atribuyó la autoría del ataque, señalando vía mensaje de texto a la agencia AP que fue una operación conjunta con los talibanes.

DZC (EFE, AP, AFP)

DW recomienda