1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atentado contra una mezquita chií en Herat

El ataque suicida terminó con casi una treintena de muertos y multitud de heridos. Los talibán niegan estar detrás del atentado suicida, que podría ser obra de Estado Islámico.

Al menos 29 personas murieron y otras 64 resultaron heridas en la ciudad afgana de Herat este martes (01.08.2017) en un atentado suicida contra una mezquita chií abarrotada en, informó el portavoz del Gobierno provincial, Jailani Farhad. Según los testigos, el atacante primero disparó contra los asistentes y luego detonó su chaleco explosivo. Algunos medios hablaron de dos atacantes. El portavoz de la Dirección de Salud Pública de la provincia de Herat, Rafiq Shirzai, dijo a Efe que al menos una decena de heridos están en "estado crítico".

el momento se desconoce quién está detrás del ataque, aunque un portavoz de los talibanes desmintió a través de Twitter la responsabilidad del grupo. En los últimos meses, combatientes de la milicia terrorista sunita Estado Islámico perpetraron varios ataques similares contra mezquitas chiitas, así como contra reuniones de la minoría étnica chiita de los hazara, sobre todo en la capital, Kabul.

El EI se adjudicó a su vez un atentado similar en junio en Kabul que dejó seis muertos. En esa ocasión, la policía interceptó a los atacantes y los mató en la cocina de la mezquita. El lunes, combatientes del Estado Islámico atacaron la embajada iraquí en Kabul. 

Empeoramiento de la situación

La situación de seguridad empeoró en Afganistán tras la salida de la misión de la OTAN, a fines de 2014. En lo que va del año, en Kabul hubo 11 atentados, en los que murieron cientos de personas. Según un informe oficial estadounidense presentado hoy ante el Congreso de ese país, más de 2.500 soldados afganos han muerto desde principios de año. "Desde el 1 de enero de 2017 hasta el 8 de mayo, 2.531 miembros de las Fuerzas Afganas de Defensa Nacional y Seguridad (ANDSF) murieron en combate y otros 4.238 fueron heridos", afirmó el inspector especial general para la Reconstrucción de Afganistán (SIGAR).

El organismo, creado por el Congreso estadounidense para hacer un seguimiento independiente de la guerra, señaló que las autoridades afganas controlaban el 57% de los distritos del país, los talibanes un 10% y los restantes eran territorios disputados entre ambas partes del conflicto. En el atentado de hoy, todas las víctimas fueron civiles.

LGC (dpa/EFE)

DW recomienda