1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Atenas, Dublín y Lisboa vuelven a desequilibrar la balanza del euro

Grecia, Portugal e Irlanda, tres economías de la eurozona bajo la tutela de Bruselas y del FMI, encadenan malas noticias y vuelven a preocupar.

default

Nuevas estadísticas sobre las arcas públicas de los llamados "países periféricos del euro" hacen temer a Bruselas.

Atenas, virtualmente tutelada por la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), registró en 2010 un déficit público del 10,5 por ciento del PIB, una cifra mayor de la estimada hasta ahora según dio a conocer la agencia de estadísticas de la UE, Eurostat, este martes (26.04.2011).

Irlanda, por su parte, registró un déficit presupuestario del 32,4 por ciento del PIB, el más elevado de toda la eurozona en 2010, y Portugal un 9,1 por ciento, frente al 7,3 por ciento que preveía Lisboa. Siguen por tanto las malas noticias para algunos de los PIIGS (calificación despectiva anglosajona para Portugal, Italia, Irlanda, Grecia, España).

España: ¿las barbas en remojo?

Así, son tres las economías de la eurozona que están bajo la tutela de Bruselas y del FMI: Atenas, que recibió ayudas por valor de 110.000 millones de euros, Irlanda, que obtuvo cerca de 85.000 millones, y Portugal, que percibirá en mayo próximo una inyección cercana a los 90.000 millones.

Eurostat tampoco ofreció datos muy alentadores para otro socio periférico de la zona euro: España, que fue el tercer socio con mayores desequilibrios de sus cuentas estatales entre los 17 de la eurozona en 2010, con un déficit del 9,2 por ciento del producto interior bruto.

La deuda pública de España, que había sido del 53,3 por ciento del PIB en 2009, alcanzó el 60,1 por ciento en 2010, casi justo el 60 por ciento máximo que permite la UE, que además limita el déficit público a un 3 por ciento del PIB.

Según los datos de Eurostat, España consiguió en 2010 mejorar su nivel de déficit, que había sido del 11,1 por ciento del PIB en 2009, pero el esfuerzo debe ser todavía sostenido para cumplir con el Pacto de Maastricht. Y es que España anunció que para 2011 su previsión de déficit público se situará en el 6,0 por ciento del PIB, después de que la minitra de Economía, Elena Salgado, subrayara que el Ejecutivo de Madrid se ha puesto como meta cumplir con los objetivos del Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE para no perder la credibilidad y la nota de solvencia ante los mercados.

Grecia: principal motivo de alarma en Bruselas

Finanzkrise Griechenland 2011_1

Grecia: en el ojo de la tormenta.

Con los más recientes datos de sobre la mesa, en Bruselas vuelve a sonar el nombre de Grecia con preocupación, aunque no se admita a las claras, precisamente pocos días despúes del primer aniversario desde que el primer ministro heleno, Giorgios Papandreu, pidiera el rescate de la UE y del FMI para que su país no incurriera en insolvencia.

"Las cifras griegas, que son duras y preocupantes, al menos son fiables", comentó Amadeu Altafaj, portavoz del comisario de Economía de la UE, Olli Rehn. "La fiabilidad de los datos griegos está confirmada por Eurostat sin ninguna reserva. Esto es la primera vez que ocurre desde noviembre del año pasado", reiteró, en alusión velada al "maquillaje" que en ocasiones anteriores hizo Atenas de esos datos. Hasta ahora Atenas había calculado un déficit del 9,5 por ciento del PIB.

Para contrarrestar la mala nueva, el Ministerio griego de Finanzas aseguró poco después de que se divulgaran los datos de Eurostat, que el país sigue comprometido en la aplicación de las reformas en el marco de un duro programa de austeridad.

No obstante, según informa la prensa helena, en los próximos meses Grecia debe ahorrar este año cerca de 3.000 millones de euros suplementarios y todo eso en medio de rumores insistentes de que habrá una reestructuración de la deuda helena. Además, Atenas se ha fijado como nueva meta reducir los gastos del Estado en cerca de 26.000 millones para 2015.

Posible restructuración de la deuda griega

Precisamente, la deuda pública de Grecia alcanzó en 2010 el 142,8 por ciento del PIB (127,1 por ciento en 2009), el más elevado de la eurozona. Tampoco Portugal obtuvo buena nota en materia de deuda: un 93 por ciento del PIB.

El economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Jürgen Stark, aseguró el pasado fin de semana que una posible restructuración de la deuda griega "sería peor que la quiebra de (la empresa financiera) Lehman Brothers".

"En el peor de los casos, la reestructuración de la deuda de un estado miembro (de la eurozona) podría incluso eclipsar los efectos que tuvo la quiebra de Lehman", comentó Stark a la emisora germana ZDF.

Por otro lado, el presidente de la Unión Europea, Herman Van Rompuy, comentó en entrevista publicada por el periódico flamenco "De Standaard" que la restructuración de la deuda griega no es inevitable.

"El gran problema es que la gente no le da tiempo a estos países (periféricos del euro)", comentó Van Rompuy. "La deuda griega es sostenible si Grecia consigue el tiempo para reducirla", agregó. Está previsto que el próximo 13 de mayo, Bruselas haga una evaluación del programa de consolidación fiscal y presupuestario griego (dpa).

DW recomienda