1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataques en Bangkok: Policía ofrece recompensa por pistas sobre "red"

La policía tailandesa publicó un nuevo retrato robot del principal sospechoso de los ataques con bomba en Bangkok y ofreció una recompensa por pistas sobre el individuo, al que consideran parte de una "red".

La policía tailandesa publicó un nuevo retrato robot del principal sospechoso, a quien consideran parte de una red.

La policía tailandesa publicó un nuevo retrato robot del principal sospechoso, a quien consideran parte de una "red".

El retrato, generado por computadora y elaborado sobre la base de las imágenes tomadas por las cámaras de vigilancia, muestra a un joven con gafas y media melena rizada. Las cámaras grabaron a un joven en pantalones cortos y una llamativa camiseta de color amarillo.

Poco antes de la detonación en la noche del lunes (17.08.2015), en el concurrido templo de Erawan, situado en el cruce de un barrio comercial, el sospechoso dejó una mochila y después huyó sin ella. La policía reveló en la noche del martes que había estrechado el cerco y buscaba a ese sospechoso.

Los investigadores, que desconocen la nacionalidad del joven y tampoco saben si aún está en Tailandia, ofrecieron una recompensa de un millón de baht (unos 28.100 dólares o 25.400 euros) por informaciones que lleven a su arresto. El primer ministro del país, el general golpista Prayuth Chan-ocha, por su parte, hizo un llamamiento al sospechoso: "Entréguese pronto, si no, podría morir en una operación de la policía", advirtió.

Una "red", dos ataques

Sin embargo, tanto el primer ministro como la policía indicaron que tras el ataque del lunes, seguido de otro intento fallido el martes, hay una red: "La gente que le conoce, entréguenle este mensaje", insistió el gobernante en su mensaje. "Creo que fue más de una persona", dijo el jefe de la policía, Somyot Phumpanmuang. En un primer atentado el lunes murieron 20 personas, entre ellas numerosos extranjeros, y más de 120 resultaron heridas, de las que casi 50 seguían hospitalizadas. Entre las víctimas había cuatro extranjeros.

Un segundo ataque erró el martes, cuando un desconocido activó una bomba en un popular embarcadero visitado por turistas, que explotó sin embargo en el agua y no dejó heridos. El jefe de la Policía indicó que todavía no está claro si ambos incidentes están relacionados. Hasta el momento, nadie ha reivindicado la autoría de los ataques.

Contra el turismo

Los lugares de los ataques apuntan a que los autores querían dañar al sector turístico. El jefe de la policía no especuló sobre qué grupo podría estar tras los ataques pero, aunque apenas dio detalles sobre las investigaciones, sí indicó que debe haber una conexión entre los dos atentados: "Se trata de una red", dijo Phumpanmuang. "Un extranjero no podría perpetrar un ataque así en solitario. Tuvo que haber tailandeses que lo ayudaron".

Un hombre que se parecía al sospechoso fue detenido en la noche del martes en el aeropuerto y después puesto en libertad. Además, este miércoles se cerró transitoriamente la estación de un tren elevado en Bangkok por una alarma de bomba, pero el paquete sospechoso resultó ser un cartón vacío.

El santuario de Erawan, mientras tanto, fue reabierto al público, acogiendo a habitantes locales y turistas que depositaron flores en recuerdo de las víctimas. La estatua del dios hindú Brahma, situada en un altar dorado, sólo sufrió daños menores.

También los comerciantes volvieron a abrir sus comercios cerca del santuario, en medio de nuevas medidas de seguridad adoptadas en torno a las atracciones turísticas de toda la ciudad, sobre todo en aquellas visitadas por turistas chinos (algunosd e los cuales se hallaban entre las víctimas del atentado), dijo el portavoz del gobierno Winthai Suvaree. "La situación ha vuelto a un grado de normalidad, los ciudadanos pueden continuar normalmente con sus vidas", dijo Suvaree.