1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque talibán deja a 15 policías afganos muertos

Emboscada se suma a intento de invasión de una base de la OTAN y ofensiva con cohetes contra camiones que transportaban petróleo para la coalición.

Una emboscada talibán contra un convoy policial en Afganistán dejó a 15 agentes de seguridad muertos y a una decena de ellos heridos, de acuerdo al portavoz del gobierno provincial, Abdul Rahman Zhwandai. El ataque se produjo la noche del miércoles (28.08.2013), coincidiendo con otra ofensiva de los rebeldes en la provincia de Ghazni, donde intentaron invadir una base de la OTAN, matando a un soldado estadounidense.

No se informó de bajas entre las filas talibanes, cuyos combatientes realizaron otro ataque contra un grupo de camiones que transportaba combustible para las fuerzas de la coalición que permanecen en el país colaborando con las labores de seguridad. Seis conductores de los camiones murieron, al tiempo que decenas de máquinas quedaron destruidas al incendiarse.

Ambos atentados se enmarcar en una nueva ofensiva rebelde, que intenta sacar provecho de la cada vez menor presencia de tropas extranjeras en Afganistán, que han traspasado las labores de seguridad a las fuerzas locales. Actualmente quedan cerca de 100.000 soldados de 48 países en territorio afgano, en un despliegue de tropas encabezado por Estados Unidos, que aporta 60.000 hombres a la misión.


Osado intento

Este jueves (29.08.2013), los talibanes se adjudicaron el ataque, aunque no quedó claro si habían sufrido bajas en sus filas en el posterior combate desatado en la provincia de Farah. En otro incidente, en Kandahar murieron tres civiles cuando su vehículo cayó en una trampa explosiva. Las víctimas son unan pareja y su conductor, de acuerdo a información entregada por el gobierno provincial.

Las ofensivas talibanes ponen en alerta a las autoridades, sobre las cuales recae ahora la responsabilidad de luchar contra la insurgencia. En distintos círculos se duda de la capacidad de la policía afgana, que cuenta con 352.000 hombres, de hacer frente a los rebeldes, que suelen lanzar ataques en estas fechas, aprovechando el buen tiempo. Con la llegada del crudo invierno afgano, los atentados suelen disminuir.

En su operación más osada del año, los insurgentes mataron a un soldado estadounidense e hirieron a varios militares polacos, al atacar una base de la coalición apoyados por numerosos coches bomba. En la misión participó una veintena de talibanes, quince de los cuales habrían caído en combate. Al menos 52 personas resultaron heridas en ese ataque.

DZC (dpa, AP)

DW recomienda