1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque suicida en parque deja decenas de muertos en Pakistán

Una explosión sacudió la zona de los estacionamientos, cerca de unos columpios infantiles. La mayoría de las víctimas son mujeres y niños.

Un atentado suicida en un parque donde cientos de cristianos comenzaban a celebrar la Pascua dejó, según las primeras informaciones, al menos 63 personas muertas en la ciudad de Lahore, en Pakistán. Una facción de los talibanes se atribuyó el ataque, que tenía como objetivo causar la mayor destrucción posible y muertes entre los cristianos. Mohammed Usman, un alto oficial administrativo de la ciudad, cifró en 61 el total de heridos por la explosión, aunque posteriormente se habló de al menos 290.

“Un suicida hizo explotar las bombas que portaba en el parque Gulshan Iqbal”, dijo, por su parte, el portavoz policial del área, Mohamed Salim. El ataque fue realizado en el estacionamiento del lugar, frente a la puerta de salida y a pocos metros de unos columpios para niños. “La mayoría de los muertos y heridos son mujeres y niños”, dijo el superintendente policial de la zona, Mustansar Feroz.

Muchos de los lesionados están en condiciones críticas, dijo un encargado de sanidad a la agencia AP. La policía determinó que la causa de la explosión fue un terrorista suicida. El jefe policial Haider Ashraf dijo que el parque era resguardado por policías y guardias privados. Imágenes mostradas por la televisión reflejaban el caos vivido tras el ataque, con decenas de personas corriendo en todas direcciones y cargando bebés o niños.

Sin responsables

“Estamos en situación de guerra y siempre hay una amenaza general, pero no teníamos una alerta específica para este lugar”, agregó Ashraf. Ehsanullah Ehsan, portavoz talibán, dijo que "el objetivo eran los cristianos" y que "queremos enviarle este mensaje al primer ministro Nawaz Sharif: entramos a Lahore. Puede hacer lo que quiera, pero no podrá detenerlos. Nuestros atacantes suicidas continuarán con estos ataques".

Pakistán, un país con capacidad nuclear de 190 millones de personas, enfrenta la violencia de insurgentes talibanes, bandas criminales y grupos sectarios. En 2014, Pakistán lanzó una ofensiva contra los talibanes y combatientes yihadistas asociados en Waziristán del Norte, buscando privarlos de las zonas de refugio desde las que lanzan ataques en Pakistán y Afganistán. Sin embargo, Lahore y sus alrededores suele ser una región muy tranquila, donde se encuentra -además- el corazón de la base política del primer ministro.

DZC (AFP, EFE, Reuters, dpa)


DW recomienda