1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Ataque a la Tumba de José y cinco palestinos muertos en Gaza

El conflicto se agudiza en Cercano Oriente tras la llamada a un Viernes de la Ira. Ya son 38 los palestinos muertos desde el recrudecimiento del conflicto.

Ver el video 01:30

Alerta máxima en Israel

Decenas de palestinos incendiaron este viernes (16.10.2015) la tumba del patriarca bíblico José, ubicada en la ciudad palestina de Naplusa. Fueron contenidos por fuerzas de seguridad palestinas, pero lograron provocar el fuego en algunas partes del lugar. "Consideramos este incidente como grave y condenamos con firmeza cualquier ataque contra lugares santos. Encontraremos y arrestaremos a aquellos que lo incendiaron", dijo el Ejército en un comunicado.

"Este incidente representa un episodio especialmente preocupante, dada su dimensión religiosa", calificó ante el Consejo de Seguridad de la ONU el subsecretario general de para Asuntos Políticos de esta organización, Tayé-Brook Zerihoun. El diplomático, en nombre de Naciones Unidas, llamó a todas las partes a proteger los lugares sagrados y rechazar a los "extremistas que persiguen una agenda política" tratando de transformar un conflicto nacional en uno religioso.

38 palestinos muertos desde el recrudecimiento del conflicto

Por otro lado, cinco palestinos resultaron muertos y decenas fueron heridos durante la jornada de este viernes en enfrentamientos con el Ejército israelí en el norte de la Franja de Gaza y en Cisjordania. Por la mañana fallecía en la Franja un joven herido de bala en enfrentamientos pasados, mientras que otros dos morían por la tarde en choques registrados en varios puntos de la valla fronteriza con Israel, en los que resultaron heridas 57 personas por balas y balas recauchutadas y alrededor de 45 sufrieron intoxicación por inhalación de gas.

Otro palestino murió abatido por fuerzas de seguridad israelíes tras atacar y herir a un soldado en la ciudad cisjordana de Hebrón, en el sur de ese territorio. Además, otro joven murió en la aldea de Beit Furiq, al este de Nablus, en el norte de Cisjordania, también en choques con el Ejército israelí.

Los disturbios comenzaron tras la difusión por televisión de un mensaje de Ismail Haniye, jefe de facto del Gobierno en Gaza y segundo en la jerarquía del movimiento islamista Hamás, quien afirmó que la nueva intifada palestina "está empezando y debe continuar". "La intifada debe ser más violenta para defender Jerusalén y la Mezquita de Al Aqsa", dijo el dirigente islamista, quien añadió que "el espíritu de la resistencia" debe ser más profundo "para bloquear todos los intentos de extinguir las llamas de la intifada". La región está sumida en una oleada de violencia, en la que han muerto ya siete israelíes en ataques palestinos y 38 palestinos abatidos por fuerzas de seguridad.

MS (Reuters/efe)

Audios y videos sobre el tema