Atacante de Texas tenía previsto suicidarse tras la masacre | El Mundo | DW | 19.05.2018
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Atacante de Texas tenía previsto suicidarse tras la masacre

El detenido por la masacre de la Santa Fe High Scholl de Texas, Dimitrios Pagourtzis, llevaba una camiseta con la leyenda "Nacido para matar". El atacante gritó "¡sorpresa!" antes de disparar.

Diez personas fueron asesinadas por un estudiante el viernes (18.05.2018), en lo que es la masacre número 22 en Estados Unidos en lo que llevamos de 2018. El asesino, que permanece arrestado, acusado de asesinato, fue identificado como Dimitrios Pagourtzis, de 17 años, estudiante de la escuela de secundaria de Santa Fe.

Pagourtzis, de origen griego, tenía planeado suicidarse después del tiroteo. "Está acusado de asesinato capital y agresión a un oficial. Se encuentra en una cárcel de Galveston sin fianza", escribió el Santa Fe ISD. Medios locales han indicado que el joven llevaba puesta una camiseta con el mensaje "Born to kill (Nacido para matar)" y una chaqueta larga en la que pudo ocultar las armas que descargó en el aula de artes un día antes de la fiesta de graduación.

Ver el video 02:19
Now live
02:19 minutos

Tiroteo en Texas

Vigilia tras la masacre

Evan San Miguel, un estudiante de la Santa Fe High School, relató que se encontraba en su clase de arte cuando Pagourtzis irrumpió en el aula gritando "¡sorpresa!". Entonces comenzó el tiroteo. Una bala fue directa al pecho de uno de los escolares que allí se encontraban y rozó el hombro izquierdo de Evan. "Fue terrible, terrible", recuerda Evan horas después. "No sabía si iba a poder volver a casa o no". Evan se reunió junto a numerosas personas de la comunidad educativa para realizar una vigilia tras la masacre. La convocatoria reunió escolares, padres, políticos y familiares de las víctimas que rezaron y portaron velas como homenaje a las víctimas.

Cuando el atacante abandonó el aula, Evan y otros supervivientes se atrincheraron en el lugar y esperaron a la policía. Sophomore Bailee Sobnosky estaba en la parte trasera del centro escolar cuando oyó los disparos. Sobnosky dice que no conocía al atacante personalmente, aunque lo había visto por la escuela. "Parecía agradable", dice.

MS (dpa/efe/afp)

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema