1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Atacante de Heidelberg no quiso declarar ante la Policía

El hombre, un alemán de 35 años, fue operado y se encuentra fuera de peligro. Descartan trasfondo terrorista en la acción, que dejó un muerto y otros dos lesionados.

Tras despertar de la cirugía a la que fue sometido para extraerle la bala que tenía alojada en el estómago, el hombre que arrolló a tres personas el sábado en la ciudad alemana de Heidelberg fue interrogado por primera vez por los investigadores este domingo (26.02.2017), sin que se obtuvieran resultados concretos debido a que el sujeto se rehusó a responder a las preguntas que se le formularon, dijeron las autoridades.

"Las razones del ataque siguen siendo desconocidas”, añadieron los encargados del caso, señalando además que todavía es temprano para determinar si actuó con premeditación. La Fiscalía de Heidelberg y la Policía de Mannheim informaron en un comunicado conjunto que se ha decretado orden de prisión para el hombre, un estudiante alemán de 35 años sin antecedentes penales, como sospechoso de homicidio, tres intentos de homicidio y lesiones.

Ambas entidades se apresuraron a aclarar que no se trata de un extranjero ni hijo de inmigrantes, ante una ola de reacciones en las redes sociales, que acusaban a las autoridades de ocultar el origen del sospechoso, quien alquiló el coche que utilizó en el ataque hace dos semanas. Ante reportes de prensa que aseguran que el atacante, que no ha sido identificado, tiene una enfermedad psiquiátrica, se dijo que se está analizando si estaba en posesión de sus facultades al momento del atropello.

Reacción tras tweets ofensivos

Recordemos que el sábado, el acusado ingresó a una zona peatonal en el centro de Heidelberg, atropellando a un anciano alemán de 73 años, que posteriormente falleció en el hospital, a un austríaco de 32 años y a una mujer bosnia de 29. Un cuarto paseante alcanzó a esquivar el vehículo, indicó la Policía. Tras chocar su automóvil, el sospechoso huyó blandiendo un cuchillo carnicero hasta ser rodeado por la Policía, que le disparó por no acatar la orden de soltar el arma cortopunzante.

"Según el estado actual de las investigaciones no hay ningún indicio que apunte a un trasfondo terrorista o extremista", manifestaron las autoridades para disipar temores. Además, en un hecho inusual, la Policía anunció que los tweets ofensivos que recibieron tras el ataque serán analizados. "Vamos a evaluar si pueden ser penados por el contenido", dijo a dpa el portavoz de la Policía de Mannheim, Norbert Schätzle.

Algunos usuarios ofendieron a los agentes, mientras que otros afirmaban que el hecho había sido obra de un musulmán. La Policía respondió con inusual dureza a muchos tweets. "Y lo decimos nuevamente para que lo entiendan todos: Sospechoso: ¡Alemán SIN ascendencia extranjera!". Aún así, algunos usuarios siguieron cuestionando la veracidad de la información oficial.

DZC (dpa, AFP, EFE)

DW recomienda