Aseguran que Alemania espió a Hillary Clinton y a países aliados | Alemania | DW | 15.08.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Aseguran que Alemania espió a Hillary Clinton y a países aliados

Grabación de una conversación de la política demócrata ocurrió cuando ella era secretaria de Estado y se encontraba en un avión.

Varios medios de prensa alemanes aseguraron este viernes (15.08.2014) que funcionarios de los servicios secretos alemanes (BND) interceptaron conversaciones telefónicas de Hillary Clinton y otros políticos estadounidenses, además de miembros de delegaciones diplomáticas de países de la OTAN, en una vuelta de tuerca que podría convertirse en un bochorno para Berlín, que ha criticado a Washington por espiar a sus aliados.

La conversación de Clinton fue interceptada mientras estaba en un avión del gobierno estadounidense, dijeron el periódico alemán Süddeutsche Zeitung y las radios públicas NDR y WDR, sin dar otros detalles de dónde se encontraba o cuándo se realizó la grabación. Tanto el gobierno de Alemania como una portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca declinaron realizar declaraciones tras conocerse el reporte.

De acuerdo a fuentes de Berlín, la conversación habría sido interceptada “por accidente” y no correspondía a un plan específico para espiar a la entonces principal autoridad diplomática estadounidense. El hecho de que la grabación no haya sido destruida de inmediato fue una “idiotez”, afirmó una de las fuentes citadas. La información también asegura que se habría ordenado espiar a otros políticos de Estados Unidos.

Disputas por espionaje

Las relaciones entre Estados Unidos y Alemania se vieron afectadas el año pasado por las revelaciones del excontratista de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, por su sigla en inglés) Edward Snowden de que Washington espió a autoridades germanas e incluso intervino el teléfono de la canciller Angela Merkel. La disputa volvió a surgir en julio, cuando el fiscal federal de Alemania arrestó a Markus R., un empleado de 31 años de la BND, acusado de entregar datos reservados a Estados Unidos.

Markus R. habría entregado al menos 218 documentos a Washington, entre los que se encontraban detalles de la grabación a Hillary Clinton. En esa información filtrada por el agente se encontraban otros papeles que probarían que la BND tenía órdenes del gobierno alemán de espiar a uno de sus aliados de la OTAN, sin mencionar el nombre del país. Según los reportes, el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, sacó a relucir la información ante su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, en una reunión que sostuvieron recientemente.

DZC (dpa, Reuters)