1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Asciende saldo mortal de la bomba GBU-43

El Gobierno afgano había informado que eran 36 los terroristas de EI aniquilados por el ataque de EE. UU. del 13 de abril con la "madre de todas las bombas". Esa cifra subió a 94 este sábado (15.4.2017).

Al menos 94 combatientes de la milicia terrorista Estado Islámico (EI) murieron después de que Estados Unidos lanzara la bomba no nuclear más potente contra un complejo de túneles y cuevas en el este de Afganistán, aseguró el jefe de distrito de Achin, Mohamad Ismail Shiwari.

A su vez agregó que el bombardeo no causó víctimas civiles, ya que el Ejército afgano había evacuado a la población civil de la zona donde se produjo el bombardeo, en la provincia oriental de Nangarhar.

"Noventa y cuatro terroristas del EI, incluidos cuatro altos cargos, murieron" en el bombardeo, informó el Gobierno provincia de Nangarhar en un comunicado, en el que aseguró que no se registraron bajas civiles.

El bombardeo iba dirigido contra un centro de mando del EI escondido en un área montañosa que difícilmente podría haber sido destruido con bombas convencionales. Según el Ministerio de Defensa afgano, el ataque destruyó un túnel de 300 metros de longitud y grandes cantidades de armas y municiones.

La bomba GBU-43, de casi 10.000 kilogramos, también conocida como la "madre de todas las bombas", fue lanzada a las 19:32 hora local del jueves (13.04.2017), informó el Pentágono.

Está previsto que el Ministerio de Defensa afgano ofrezca hoy nuevos datos sobre el resultado de la operación, ya que hasta el momento ha cifrado en 36 las bajas del EI en el ataque, un número que no ha sido actualizado.

El distrito de Achin en Nangahar es la cuna del EI en Afganistán. La milicia terrorista había anunciado en enero de 2015 la creación de una nueva rama, Jorasan, para llevar la guerra a Afganistán y Pakistán.
El ataque se produjo después de que el Gobierno afgano afirmara esta misma semana que el número de insurgentes del EI en el país es inferior a 400 y que el año pasado abatió a unos 2.500 miembros del grupo, lo que redujo su presencia a solo dos de las 34 provincias afganas.

DG (efe, dpa) 

 

DW recomienda