Asciende a 5 el número de muertos del Costa Concordia | Europa | DW | 15.01.2012
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Asciende a 5 el número de muertos del Costa Concordia

Un equipo de buceadores localizó dos cadáveres en el crucero "Costa Concordia", que naufragó en la madrugada del sábado frente a la costa toscana de Italia.

Rescuers travel in a boat next to the Costa Concordia cruise ship that ran aground off the west coast of Italy at Giglio island January 15, 2012. Teams were painstakingly checking thousands of rooms on the cruise ship for nearly 40 people still missing, more than a day after the huge vessel foundered and keeled over with more than 4,000 on board, killing at least three people and injuring 70. REUTERS/ Remo Casilli (ITALY - Tags: DISASTER MARITIME)

El Costa Concordia este 15 de enero.

Un equipo de buceadores localizó dos cadáveres en el crucero "Costa Concordia", que naufragó en la madrugada del sábado frente a la costa toscana de Italia.

Se trata de los cuerpos de dos hombres mayores. Fueron localizados con los chalecos salvavidas puestos dentro de una cabina ubicada en la popa, que quedó inundada tras el choque. Aún no se conoce la nacionalidad de las víctimas. Así, aumenta a cinco el número oficial de fallecidos.

Una pareja coreana, un tercer superviviente pudo ser salvado este domingo. Según medios italianos, el superviviente es un miembro de la tripulación que se encontraba encerrado en el tercer puente.

El número de desaparecidos se reduce a 34, después de que el domingo dos pasajeros japoneses se pusieran en contacto con la embajada de su país en Roma. Al ser rescatados del crucero, los dos japoneses subieron a un autobús y no fueron registrados por las autoridades. No se sabe cuantos desaparecidos podrían continuar a bordo de la embarcación o podrían no haber sido registrados tras ser rescatados, como en el caso de los ciudadanos nipones.

Por ahora, sólo hay cinco víctimas mortales confirmadas.

Encuentran caja negra

El enorme crucero con más de 4.000 personas a bordo encalló estrepitosamente frente a las costas de la isla italiana de Giglio el viernes por la noche.

Los pasajeros de la embarcación Costa Concordia relataron cómo las personas saltaron al mar y se produjeron peleas por los chalecos salvavidas en medio del pánico surgido después de que el barco de 114.500 toneladas chocara con rocas y un banco de arena frente al costa de la región de la Toscana.

Los pasajeros recién se habían sentado a cenar, un par de horas después de haber zarpado del puerto de Civitavecchia cerca de Roma, cuando ocurrió el desastre.

El barco se volcó por uno de sus lados en aguas de una profundidad de 15 a 20 metros, y partes de la cubierta quedaron parcialmente sumergidas, a algunos cientos de metros de la costa.

Las autoridades dijeron que habían iniciado investigaciones y no quisieron referirse a las posibles causas del accidente. Entretanto, la guarda costera italiana localizó la caja negra del barco, a partir de la que los investigadores esperan encontrar datos que aclaren la ruta que siguió el Costa Concordia.

Organización pasajeros de cruceros critica a naviera

La organización europea de pasajeros de cruceros (Eucras, por sus siglas en inglés) criticó en duros términos a la naviera italiana Costa Crociere, propietaria del buque siniestrado frente a la isla italiana de Giglio.

 "Nuestras acusaciones contra Costa son muy serias", dijo al diario "Financial Times Deutschland" Stefan Jaeger, presidente de la agrupación que defiende los derechos de los viajeros.

Jaeger manifestó la sospecha de que el capitán cometió errores. Dijo que era sumamente imprudente permitir que el crucero navegase tan cerca de la isla de Giglio.

Según sus declaraciones, habitantes de la isla habían relatado que en el último tiempo varios barcos de la naviera Costa Crociere tomaron estas rutas peligrosas. "En caso de ser así, la naviera debería haber tomado medidas", sostuvo Jaeger.

En su opinión, tampoco se entiende el caos que se desató a bordo después de que el barco colisionó con escollos y se encalló para quedar semihundido. "Los miembros de tripulación debieran estar preparados para emergencias como ésta, dos o tres veces por semana practican simulacros".

Fuente: DPA/Reuters

Editora: Claudia Herrera Pahl

DW recomienda