1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Opinión

Así define Merkel la esencia alemana

¿Qué es alemán? Una pregunta muy debatida y controvertida en Alemania. Angela Merkel la respondió en el diario Bild. Se trata de una lista de términos al estilo Merkel, opina la redactora en jefe de DW, Ines Pohl.

Sobre ningún político recae actualmente tanta presión como la canciller alemana. Desde que Donald Trump se convirtió en el presidente de Estados Unidos, Merkel es para muchos la única voz del sentido común y la guardiana del mundo occidental. Es la única que puede prevenir el colapso de la Unión Europea. Con Merkel, Alemania se ha convertido otra vez en una pieza relevante de la escena política internacional. Y es que el mundo mira hacia Alemania.

Con esta nueva responsabilidad y relevancia y el poder adquirido también aumentan naturalmente los miedos. Las viejas preocupaciones de que Alemania quiera aprovecharse descaradamente de su dominio en favor de sus propios intereses, se oye cada vez más. De repente, el dilema histórico se vuelve actual: Alemania es muy pequeña y débil, para ser por sí sola el fuerte motor que mantenga a Europa en funcionamiento. Pero es también demasiado fuerte, para ser solo un país entre muchos.

¿Qué mantiene unido al país?

Ines Pohl, editora en jefe de DW.

Ines Pohl, editora en jefe de DW.

Además de la perspectiva exterior sobre nuestro país, existe también el discurso nacional alemán. ¿Qué es en realidad "ser alemán" en 2017? Los ciudadanos debaten, y, no a partir de la crisis de refugiados, sobre lo que mantiene al país unido: ¿Qué religión tiene más influencia, cómo cambia el islam al país, qué repercusiones tiene el gran número de refugiados, que busca una nueva patria en Alemania, sobre la identidad de nuestro país a mediano y largo plazo?

Justo en medio de este complejo y sobrecargado debate, la canciller irrumpe a menos de 100 días de las elecciones generales con una oferta casi lúdica: Con un "alfabeto alemán", publicado en el mayor diario amarillista del país, BILD, donde ofrece sus definiciones e invita a los lectores a participar. ¡Sin duda, la manera más genial de aproximarse al tema!

Merkel logra celebrar justo en el primer renglón el Artículo 1 de la Constitución, dejando claro, desde el principio, el fundamento inamovible sobre el que se asienta Alemania. Para luego, un poco más tarde, ofrecer cosas tan profanas, como "la formación dual" y "ventanas herméticas" como componentes de definiciones. Menciona tanto "federalismo" ("Föderalismus" ) como "edredón" ("Federbett") o "la permanente responsabilidad de Alemania por el Holocausto" e "Integración" de una vez (en alemán "Immerwährende Verantwortung Deutschlands für den Holocaust" y "Integration"). Con la letra "K" en alemán, las palabras "Kartoffel" (papa) y "Kirchturm" (torre de iglesia) y junto con "Made in Germany", naturalmente, "musulmán".

Una lista muy bien pensada

Quien crea que el alfabeto de Merkel es arbitrario, está totalmente equivocado. Por lo menos para mí como alemana, que desea una Alemania abierta al mundo y respetando la tradición, la cultura y la historia, en esa lista bien elaborada, aparecen los principios más importantes. No dejan de faltar palabras como "curiosidad", "medio ambiente" y "diversidad". La "libertad de prensa" es un elemento fundamental en Alemania como la "recolección de setas" y la "puntualidad".

Y naturalmente, esta política inteligente se permite dejar una puerta abierta con el término "tolerante con las imperfecciones", del que ella se apropia de manera explícita con esta recopilación. El alfabeto es, por tanto, algo más que un gracioso juego intelectual. Se trata de una declaración del Gobierno al estilo Merkel. La selección general de los términos es tan abierta que el máximo número de personas se sienten identificados.

DW quiere también saber: "¿Qué es alemán?" Escríbanos, diciéndonos qué considera alemán y qué no.