1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Arrogancia y unilateralismo

Los comentaristas analizan hoy la política exterior de Bush, la gestión de Sarkozy y la visita de Ahamadineyad a Roma.

default

George W. Bush: el fin de una era.

Obama vuela a Irak

LA REPPUBLICA, Roma: "Barack Obama está convencido de que la próxima semana se transformará en el candidato presidencial de los demócratas y de que el martes acabará el duelo con Hillary Clinton, después de las primarias de Dakota del Sur y Montana. Pero Clinton no parece estar dispuesta a abandonar la carrera. Así lo demuestra una carta que le envió a los súper delegados, en la que se presenta como la candidata más fuerte y la única que puede triunfar sobre McCain. Pero le será muy difícil frenar a Obama. Obama sabe que su mayor debilidad es su falta de experiencia en política exterior, justamente donde McCain se mueve como pez en el agua. Por ello seguramente ha anunciado que volará a Irak luego del fin de las primarias."

La política exterior de EE. UU. seguramente va a mejorar

Dagens Nyheter, Stockholm: "Sea quien sea el sucesor de George W. Bush en la Casa Blanca, la política exterior de EE. UU. seguramente va a mejorar. Después de demasiados años de arrogancia, unilateralismo y falta de respeto por las organizaciones y los acuerdos internacionales, EE. UU. volverá probablemente después de las elecciones de noviembre a la senda de la cooperación. Los demócratas quieren el cambio. Pero también el candidato republicano, John McCain, está dispuesto a cooperar más. Los enfoques y la disposición a dialogar serán por lo tanto diferentes con el nuevo presidente. Ya eso sería un gigantesco paso que dejaría atrás el mundo del que George W. Bush se cree el líder."

La culpa es del propio Sarkozy

DIE PRESSE, Viena: "El propio Sarkozy tiene la culpa de haber perdido popularidad. El presidente es medido por sus promesas. Pero lo que quiere hacer a menudo supera sus posibilidades. Ello vale también para la próxima presidencia de la UE. Otros no tienen ninguna ambición. En el caso de Sarkozy, mucho de lo que se propone hacer queda a medio camino. Por ejemplo osó aumentar la edad de jubilación de los empleados de los ferrocarriles franceses, pero también aumentó sus sueldos finales. Le dio autonomía a las universidades, pero no se animó a cobrar tasas de estudios. Disminuyó los impuestos sobre las horas extras, pero no aumentó las horas de trabajo por semana, que quedaron en 35. Prometió más competencia, pero redobló el proteccionismo. Sólo en la política de Francia con respecto a los EE. UU. mantuvo el rumbo de la aproximación a la súper potencia, lo que a muchos franceses no les gusta mucho. Las grandes transformaciones no han tenido lugar. No obstante, y ello a menudo no es visto por sus críticos, ha dado en su primer año más impulsos que su predecesor Chirac."

Ahmadineyad y el Papa

Corriere della Sera, Milán: "La visita a Italia del presidente iraní, Ahmadineyad, que llegará a Roma el martes para la conferencia de la FAO, puede complicar bastante las actividades del Papa. Y los diplomáticos del Vaticano se hallan estos días en una situación embarazosa, ya que la audiencia con el Papa parece ser la única reunión oficial del presidente integrista que están interesados en organizar los diplomáticos de Teherán. Con la audiencia, Ahmadineyad quiere mejorar su imagen y salir algo del aislamiento internacional en el que ha caído debido a su programa nuclear militar y sus manifestaciones antiisraelíes. Que la audiencia tenga efectivamente lugar, es otra cosa.