Arrecian los vientos de guerra entre las dos Coreas | El Mundo | DW | 29.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Arrecian los vientos de guerra entre las dos Coreas

En respuesta a los ejercicios militares de Seúl y Washington, Corea del Norte ordenó a su Ejército a alistarse para atacar blancos estadounidenses en el Pacífico y en el continente americano, además de Corea del Sur.

La retórica bélica se acentúa en Corea del Norte. Los medios estatales de ese país informaron que su líder, Kim Jong-un, celebró una reunión de emergencia con la cúpula del Ejército y ordenó alistarse para atacar blancos en territorio estadounidense con misiles estratégicos. Se trata, al parecer, de una reacción a los ejercicios militares conjuntos que realizaron Estados Unidos y Corea del Sur este jueves (28.03.2013), en donde participaron dos bombarderos B-2 de la Fuerza Aérea estadounidense capaces de transportar armas atómicas.

Pyongang dio a entender que los misiles podrían ser lanzados en cualquier momento para alcanzar objetivos en el área continental de Estados Unidos y bases militares en Hawai, Guam y otras zonas del océano Pacífico, además de Corea del Sur. Corea del Norte volvió a acusar a Estados Unidos de estar preparando una guerra nuclear al imponer un ultimátum con vuelos de bombarderos B-2 en su espacio aéreo. La Casa Blanca insistió en que las maniobras en Corea del Sur son ejercicios de defensa, no de ataque.

El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, viajará la próxima semana a Seúl, Tokio y Pekín para conversar sobre la situación en la península coreana. Su homólogo ruso, Serguei Lavrov, teme que el conflicto entre las dos Coreas se agrave. “La situación podría salirse de las manos; de hecho, se está convirtiendo en un círculo vicioso”, dijo el ministro de Exteriores ruso. Según la revista alemana Der Spiegel, Lavrov pidió a las partes implicadas que dejaran de hacer pruebas de fuerzas para evitar el riesgo de una confrontación militar.

Las tensiones en la península coreana se intensificaron notablemente desde el tercer test nuclear realizado por Pyongyang en febrero; un acto seguido por nuevas sanciones decretadas por la ONU y ejercicios militares conjuntos de Seúl y Washington. Por su parte, Corea del Norte respondió a estos gestos de la comunidad internacional suspendiendo el acuerdo de alto el fuego con su vecino del sur, con lo que puso fin a la guerra de Corea en 1953. El martes pasado (26.03.2013), todas las unidades de artillería y de misiles estratégicos fueron puestas en el "máximo nivel de alerta".

ERC / DZC (dpa / Spiegel)

DW recomienda