1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Arranca la más esperada Cumbre de las Américas

Las expectativas abiertas por la presencia del presidente cubano y su anunciado encuentro con el de Estados Unidos convierten a la cita en un momento histórico para las relaciones entre el norte y el sur del continente.

Lo dijo el presidente estadounidense Barack Obama en uno de los foros previos a la Cumbre: "Los días en que Estados Unidos pensaba que podía interferir impunemente en los países de América Latina pertenecen al pasado". Así que, cuando el presidente del país anfitrión, Panamá, inauguraba la VII Cumbre de las Américas, todas las miradas se centraban en Obama y en Raúl Castro, separados únicamente por dos asientos, los de los presidentes de Ecuador, Rafael Correa, y El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.

Obama y Castro, que ya han anunciado oficialmente que mantendrán mañana sábado (11.04.2015) un encuentro informal, se dieron sonrientes un esperado apretón de manos, cuatro meses después del anuncio del deshielo diplomático entre sus respectivos gobiernos. Pero son 34 los jefes de Estado y de Gobierno que se reúnen en el centro de convenciones de Atlapa y la cumbre, que ya ha empezado a dar frutos concretos en las reuniones de los foros previos celebrados, promete convertirse en el escenario de multitud de contactos multilaterales y bilaterales entre los participantes.


"Dejar a un lado diferencias históricas"

"El gran reto que tendremos en estos días es, dejando las diferencias coyunturales a un lado, buscar los puntos de convergencia que nos permitan luchar unidos contra la desigualdad, la falta de oportunidades y la delincuencia", dijo el presidente panameño, Juan Carlos Varela en el discurso inaugural. El mandatario felicitó "el coraje y la voluntad de los jefes de Estado y de los Gobiernos que han dejado a un lado sus diferencias históricas en búsqueda de acercamientos que traerán mejores días para sus pueblos y nuestro continente".

Varela, quien asumió el poder en julio pasado, invitó a sus colegas del continente a avanzar "hacia el establecimiento de una hoja de ruta para escribir juntos la historia de 35 mandatarios que lideramos más de 900 millones" de personas "a una época de paz y prosperidad con equidad".

Reducir las desigualdades

Dijo estar "convencido" que los gobernantes americanos deben "unir voluntades y sumar esfuerzos para combatir las amenazas" y retos que enfrenta la región, que, puntualizó, son "la desigualdad y el avance del crimen organizado", contra el que propuso mejorar la cooperación y coordinación.

Varela dijo que espera que la VII Cumbre de las Américas "sirva para evaluar los flujos migratorios" en el continente, y darle al problema, que tiene "motivaciones económicas, sociales y de seguridad" un "enfoque humano". "La prosperidad que vive nuestro continente no ha sido suficientemente compartida, y queremos que sea más la población beneficiada para que dicha prosperidad sea duradera", aseveró el jefe de Estado panameño.

LGC (dpa / EFE / Reuters)