Armas químicas: Siria aceptó ingreso de inspectores de la ONU | El Mundo | DW | 15.08.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Armas químicas: Siria aceptó ingreso de inspectores de la ONU

El equipo podrá permanecer hasta catorce días recogiendo muestras y visitando el terreno para investigar presunto uso de armas químicas.

Tras semanas de tiras y afloja, finalmente el gobierno de Bashar al Assad aceptó que un equipo de expertos de Naciones Unidas visite el país para investigar las acusaciones de uso de armas químicas en la guerra civil que afecta a Siria desde marzo de 2011. Así lo confirmó este jueves (15.08.2013) el secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon.

Ban dijo estar “complacido” de poder informar que Siria “aceptó formalmente las modalidades esenciales para la cooperación para garantizar la realización apropiada, segura y eficiente de la misión”, dijo un portavoz en Nueva York, donde se encuentra la sede de Naciones Unidas. La partida del equipo de expertos, que estaba en La Haya esperando la autorización, “es inminente”, dijo el vocero.

El acuerdo implica que el equipo de especialistas podrá permanecer en el país hasta 14 días y hacer visitas a terreno. De ser necesario, el período de la investigación podría extenderse, previo acuerdo entre ambas partes. El secretario general de la ONU agradeció al régimen y manifestó su “reconocimiento por su cooperación”, recordando que el objetivo del equipo es realizar una investigación “independiente e imparcial”.

Armas químicas, “crimen atroz”

Las sospechas sobre el uso de armas químicas durante la guerra civil se han extendido tras acusaciones realizadas por los rebeldes, quienes aseguran que el régimen ha utilizado gases en forma reiterada, pero en pequeñas cantidades, especialmente en Alepo. Un equipo de periodistas franceses extrajo muestras de sangre y recogió tierra en lugares presuntamente afectados por los ataques, las que fueron examinadas y aparentemente mostraron que se había usado gas sarín contra la población civil.

Sin embargo, la comunidad internacional estaba esperando el veredicto de un equipo imparcial de Naciones Unidas. Ban indicó que “un mecanismo efectivo para investigar las acusaciones de uso de armas químicas puede servir como un importante freno a su empleo” y que “el abrumador respaldo de la comunidad internacional a esta investigación deja claro que el uso de armas químicas por parte de cualquiera bajo cualquier circunstancia constituiría un crimen atroz”.

El equipo está encabezado por el científico sueco Ake Sellstrom y está compuesto en total por diez inspectores. Ban manifestó su “plena confianza” en la integridad y profesionalismo” del grupo. Por su parte Rusia, el principal aliado de Siria, saludó la decisión. “La aprobación al viaje de los inspectores a Siria prueba la disposición de Damasco a aclarar el empleo de armas químicas”, afirmó el viceministro de Exteriores, Gennadi Gatilov.

DZC (dpa, Europa Press)