1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina renegocia su deuda con el Club de París

La delegación argentina negocia desde la mañana con los países acreedores en la capital francesa en unos primeros contactos que podrían prolongarse hasta mañana.

El gobierno argentino inició hoy las negociaciones con el Club de París, formado por sus países acreedores, en la capital francesa para regularizar la deuda de Argentina, estimada en más de nueve mil millones de dólares, a lo que habría que sumar los intereses por retrasos. La negociación se lleva a puerta cerrada desde las diez de la mañana en París y no se descarta que puedan prolongarse hasta mañana.

El jefe de Gabinete argentino, Jorge Capitanich, reconoció esta mañana en Buenos Aires que "es una negociación compleja que implica ponerse de acuerdo en varios aspectos, como la estrategia de trabajo conjunto, la identificación de la deuda -monto del capital y de los intereses-, el establecimiento de mecanismos de conciliación y de plazo".

Delegación de alto nivel

La delegación argentina está encabezada por el ministro de Economía, Axel Kicillof, e integrada por el secretario de Finanzas, Pablo López; y los miembros de la Unidad de Renegociación de la Deuda, Hernán Lorenzino y Adrián Cosentino. La propuesta argentina contemplaría un pago inicial de hasta 1.000 millones de dólares y la refinanciación del saldo.

"No vamos a aceptar condicionamientos, no vamos a discutir nuestro plan económico", advirtió, refiriéndose a la propuesta que desde Buenos Aires hicieron en enero para negociar el pago de los atrasos, el ministro de Economía, que se opone a una revisión de las cuentas nacionales por parte del Fondo Monetario Internacional. Esta auditoría del FMI suele ser condición previa del Club de París para la renegociación de deuda.

También deuda privada

Elliott, uno de los fondos de inversión con bonos soberanos argentinos en moratoria, indicó hoy que estaría dispuesto a negociar con el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. "Si Argentina nos dijera que podemos cobrar parte de la deuda en efectivo y parte con nuevos bonos, ese sería un buen inicio", señaló Jay Newman, encargado de gestionar la deuda argentina en Elliott, en una entrevista publicada hoy en la revista alemana Der Spiegel. "Ese sería –afirma– un acuerdo al que aspiran también los acreedores públicos organizados en el Club de París", manifestó.

El jefe de Gabinete afirmó hoy que "Kicillof es un hábil y gran negociador" que buscará "el mejor acuerdo posible que pueda llevar adelante la República Argentina, con prudencia y razonabilidad, pero basándose en condiciones objetivas de lo que es la capacidad de pago del país". Para Argentina, poner fin al contencioso con el Club de París sería un paso importante para volver a los mercados de capitales internacionales.

LGC (dpa / EFE)