1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina reabre debate sobre desaparecidos

Un nuevo cálculo oficial sobre el número de desaparecidos durante la última dictadura militar, mucho menor a la estimación histórica, fue considerado "una provocación" por los organismos de derechos humanos.

Un nuevo cálculo oficial sobre el número de desaparecidos durante la última dictadura militar (1976-1983) que da cifras mucho menores a las que estiman los organismos de Derechos Humanos, reabrió la polémica en Argentina. "Es una provocación", aseguró la presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, de 86 años.

El Registro Unificado de Víctimas del Terrorismo de Estado (RUVTE) informó que hubo 6.348 desaparecidos durante la dictadura, mientras que otras 952 personas fueron asesinadas sin mediar desaparición forzada. Los organismos de derechos humanos estiman que la dictadura dejó unos 30.000 desaparecidos.

El organismo, dependiente del Ministerio de Justicia, calculó también a las víctimas de violaciones a los derechos humanos durante el gobierno de Juan Domingo Perón e Isabel Martínez (1973-1976), en respuesta a un pedido de información presentado por la Asociación Civil Ciudadanos Libres por la Calidad Institucional que preside José Magioncalda.

El RUVTE señaló que "durante ambos períodos solicitados se produjeron 7.010 desapariciones forzadas y 1.561 asesinatos sin mediar desaparición forzada, lo que hace un total, para ambos períodos, de 8.571 víctimas de terrorismo de Estado".

Esa cifra podría aumentar pues el RUVTE reconoció que posee "información sobre 135 casos observados o en investigación y 789 casos sin denuncia penal (en calidad de víctimas presuntas en investigación)".

La reacción de los organismos de Derechos Humanos

La presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, consideró que "es una provocación cuestionar las cifras de desaparecidos".

"Fue una muy mala noticia, muy desagradable. En vez de investigar cuántos son, que nos ayuden a encontrarlos, no a sacar una estadística, tanto por los que están enterrados, diseminados por el país, como por los nietos", afirmó Carlotto en declaraciones radiales. 

Abuelas de Plaza de Mayo es una organización no gubernamental creada en 1977 cuyo objetivo es localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños desaparecidos por la última dictadura argentina. A comienzos de octubre de este año la organización encontró al nieto 121. 

"Quiero aclarar que las cifras esas no sé de dónde han salido, cómo las han registrado. Nunca se dio una cifra así, salvo en los primeros tiempos", expresó la titular de la emblemática organización de derechos humanos, cuyo objetivo es localizar y restituir a sus legítimas familias todos los niños desaaprecidos por el último régimen de facto en Argentina.

Carlotto señaló que el número de 30.000 desaparecidos "es una cifra estimativa, y se hace en base a lo que se ha recogido en cada lugar".

El Archivo Nacional de la Memoria elaboró en octubre un informe en el que señaló que "el número de 30.000 desaparecidos es la cifra que ha sido estimada en razón de diversas variables", entre ellas "el temor, el fallecimiento o la resignación de los familiares de las víctimas, la inaccesibilidad a la justicia de las poblaciones campesinas o más postergadas, el funcionamiento de más de 700 centros clandestinos de detención y el carácter masivo, ilegal y clandestino de la represión".

La polémica en el gobierno de Macri

La polémica por el número de desaparecidos en la dictadura se reabrió hace pocos meses, cuando el presidente de centroderecha Mauricio Macri declaró no tener "idea" del tema. "Es un debate en el que no voy a entrar. No tengo idea si fueron 9.000 o 30.000. Si son los que están anotados en un muro o son muchos más. Es una discusión que no tiene sentido", afirmó en agosto.

En enero, el ahora exministro de Cultura de la Ciudad de Buenos Aires -gobernada también por el oficialista frente Cambiemos-, Darío Lopérfido dijo que no eran 30.000 los desaparecidos y que "se arregló ese número en una mesa", dichos por los que fue repudiado por organismos de derechos humanos e intelectuales. En julio Lopérfido presentó la renuncia a su cargo para dedicarse a otros proyectos.

DG (Efe, dpa)

 

DW recomienda