1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina: no habrá honores para Videla y se le hará autopsia

Diversas reacciones provocó la muerte del exdictador. Su desaparición “nos deja casi aliviados”, dijo dirigenta de las Abuelas de Plaza de Mayo.

La muerte del exdictador Jorge Rafael Videla no dejó a nadie indiferente en Argentina. Desde el Gobierno hasta instituciones de defensa de los derechos humanos, pasando por las Fuerzas Armadas y un Premio Nobel de la Paz, salieron a opinar sobre el deceso del hombre que gobernó con mano de hierro a ese país sudamericano entre 1976 y 1981.

El jefe de Gabinete, Juan Abal Medina, por ejemplo, destacó este viernes (17.05.2013) que Videla muriera “juzgado, condenado, preso en una cárcel común y repudiado por todo el pueblo argentino”. Videla, de 87 años, cumplía cadena perpetua por múltiples delitos perpetrados durante su régimen.

Estela de Carlotto, presidenta de las Abuelas de Plaza de Mayo, organización que busca a sus nietos apropiados ilegalmente durante la dictadura, dijo que “la muerte de este hombre nos deja casi aliviados. El sentimiento no es de alegría, pero sí subrayamos que deja la faz de la Tierra un genocida”. Carlotto recordó que Videla nunca se arrepintió de sus crímenes. “Fue un ser despreciable”, sentenció.

No habrá honores, pero sí autopsia

Por su parte, la Justicia argentina dispuso que se realizara una autopsia al cuerpo del exdictador, para confirmar las causas de su muerte. “Si bien todo hace indicar que se trató de una muerte natural, se ordenó la autopsia como un trámite de rigor y para despejar cualquier tipo de dudas", precisaron los portavoces judiciales.

Mientras, el Estado Mayor General del Ejército dijo que no habrá honores militares para Videla, debido a que “fue destituido del Ejército y, además, está vigente desde 2009 una resolución que prohíbe honras a miembros de las Fuerzas Armadas que hayan estado involucrados en causas relacionadas con violaciones a los derechos humanos”, dijo una fuente citada por la agencia argentina Télam.

El Premio Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, llamó a no alegrarse con el deceso del militar. “La muerte de Videla no debe alegrar a nadie. Tenemos que tomar las cosas con mucha serenidad y seguir trabajando por una sociedad mejor, más justa y humana para todos, y que todo ese horror no vuelva ocurrir nunca más”, declaró Pérez.

DZC (dpa, Reuters)

DW recomienda