1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina en crisis: incertidumbre y temor

Tras el rechazo del Senado a elevar los impuestos al agro, Argentina queda dividida. ¿Cómo salir del dilema? DW-WORLD habló con la politóloga Mariana Llanos, del Instituto alemán de Estudios para América Latina, GIGA.

default

Fin de la luna de miel. La presidenta de Argentina, Cristina Fernandez y el vicepresidente, Julio Cobos.

Cristina Fernández de Kirchner sufrió el golpe más certero en el conflicto con el campo, pero lejos de ser la oposición la que lo asestó, fue su propio vicepresidente, Julio Cobos, el que rechazó el proyecto de ley y dejó al gobierno en crisis. La Resolución 125 que pretende elevar los impuestos al sector agroindustrial, desató un conflicto interno que trajo consigo cortes de ruta, desabastecimiento, acusaciones cruzadas y el regreso de los "cacerolazos". ¿Qué significado ha tenido el que la presidenta argentina haya preferido, al principio, realizar su iniciativa con la ayuda de una decisión administrativa, desde el ejecutivo, y no por la vía natural del legislativo?

Este es un tema muy importante que la oposición política recién empezó a aprovechar en los últimos momentos del conflicto, más no cuando se lanzó la iniciativa. Sólo tras las protestas del campo, los bloqueos de rutas y las demás manifestaciones empezaron a surgir críticas a la inconstitucionalidad de la forma aplicada por Fernández de Kirchner. La Constitución argentina no permite decisiones por decreto tomadas por el poder ejecutivo sino que tienen que pasar por el parlamento.

El Gobierno lo ha querido justificar diciendo que es un código aduanero. Para mí es claro que fue una decisión inconstitucional, lo que pasa es que en Argentina se ha gobernado muchas veces por decreto. Pero el conflicto social en torno al mismo fue tan grande que al Gobierno le tocó mandar el proyecto al Congreso.

Al final, lo que predominó fue el miedo del Gobierno a las consecuencias de la inconstitucionalidad de dicha iniciativa que obligara a demandarla ante la Justicia.

¿Qué tantas perspectivas tenía la Resolución 125 de que fuera aprobada o rechazada en el Senado?

El resultado no estaba tan claro. El kirchnerismo siempre tuvo mayorías parlamentarias muy amplias. Quizás el Gobierno creyó que iba a poder recabar las mayorías necesarias, como lo logró en la Cámara de Diputados. Pero el Senado es más complicado. Es una cámara más pequeña. Hay figuras más importantes: hay ex presidentes, hay ex gobernadores. Allí es más difícil convencer.

La oposición golpeó a Fernández de Kirchner, pero fue su propio vicepresidente, Julio Cobos - igualmente presidente del Senado - también rechazó el proyecto de ley. Llama la atención que en Argentina el ejecutivo y el legislativo sean representados en una sola persona, como en el caso de Cobos…

Este es un esquema presidencialista, bicameral. Argentina es un país federal. El Bundesrat, en Alemania no es comparable con el Senado argentino, que es mucho más poderoso. Julio Cobos (presidente del Senado y a la vez vicepresidente de la República) conformó la fórmula con la cual Cristina de Kirchner llegó al poder. Esta relación tiene un matiz especial, porque Cobos no pertenece al Partido Justicialista de Kirchner sino al Partido Radical. Esta unión fue resultado de una alianza electoral.

La relación entre Cobos y la pareja Kirchner-Fernández tiene un alto grado de participación en el proyecto oficial. Hay quienes dicen que ésta, ya no será la misma después de lo decidido por el numero dos del gobierno…

Pero antes, justamente a raíz del conflicto surgido por la iniciativa, comenzó a dañarse la relación entre la presidenta y el vicepresidente. Cobos había instado a Cristina de Kirchner a revisar la decisión de imponer las retenciones y buscaba que asumiera una actitud más conciliadora. Su distanciamiento político quedó ahora de manifiesto cuando le tocó a él decidir con su voto para qué lado se tuerce la balanza. De todas formas, hubo unos 7 senadores del partido Justicialista de los Kirchner que también votaron en contra.

Más allá de la derrota de la iniciativa del Gobierno de los Kirchner en el Senado, ¿en que consiste ese duro golpe al Gobierno propinado por el Senado?

Los argentinos despertaron hoy con una sensación de malestar muy grande. Entre los argentinos hay una sensación de incertidumbre que ha perdurado durante todos estos meses. ¿A dónde va Argentina? A Cristina de Kirchner aún le faltan tres años. En Argentina se han formado dos bandos antagónicos y ninguno quiere dar su brazo a torcer.

Lea en la segunda parte por qué apostaron los Kirchner a todo...

DW recomienda