Argentina acusa a Alemania de “querer manejar las economías” | América Latina | DW | 25.09.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Argentina acusa a Alemania de “querer manejar las economías”

El canciller Héctor Timerman profundizó las referencias de Buenos Aires a Berlín, en respuesta a declaraciones del ministro Wolfgang Schäuble.

A fines de agosto, en una conferencia ante diversos invitados, el ministro de Finanzas de Alemania, Wolfgang Schäuble, dijo que Argentina era un “ejemplo de falta de solidez” y que el problema de la economía de ese país no era por culpa de los fondos buitres, sino “de la misma Argentina”. Casi un mes más tarde Buenos Aires reaccionó, primero con palabras del jefe de Gabinete y este jueves (25.09.2014) con declaraciones del canciller Héctor Timerman.

En conversación con radio Del Plata, Timerman aseguró que Berlín “quiere manejar las economías de otros países para defender los intereses particulares, sin respetar la soberanía de los demás países”. El canciller añadió que “lo vemos en los casos de Grecia y otros países altamente endeudados, donde las decisiones que toma la Unión Europea van en contra de los intereses populares”.

“La actitud de Alemania en foros internacionales cuando se tratan temas económicos es que sólo un grupo pequeño de países altamente desarrollados tiene el derecho de opinar y actuar sobre cómo se maneja la economía mundial y no escucha lo que quieren la gran mayoría de los países, no sólo de América Latina, sino también de África, Asia, Europa", señaló el ministro, quien afirmó que no le extrañaron para nada las declaraciones de Schäuble.

Alemania, cero relación

El miércoles había venido la primera reacción argentina, cuando el jefe del Gabinete, Jorge Capitanich, acusó a Alemania de tener una “actitud hostil” y favorecer a los fondos de inversión especulativos. Ante esto, el gobierno alemán reaccionó señalando que las relaciones “entre Alemania y Argentina son tradicionalmente buenas. Queremos resolver de forma constructiva las cuestiones pendientes y apostamos por la cooperación”.

La respuesta, dada a conocer por un portavoz del Ministerio de Exteriores alemán a la agencia de noticias dpa, agrega que un importante paso para construir confianza fue el reciente pago realizado por Buenos Aires, “de forma puntual y completa”, del primer tramo de su deuda con los acreedores agrupados en el llamado Club de París, entre los que figura la propia Alemania.

La tardía polémica surgió debido a la publicación de un aviso de la American Task Force Argentina, un grupo de lobby de fondos de inversión especulativos (holdouts) con títulos soberanos argentinos, en el que se cita al ministro de Finanzas alemán. La embajada alemana en Argentina respondió al diario Clarín señalando que “El Gobierno Federal no tiene ningún tipo de relación ni contacto con los que han encargado las actuales campañas publicitarias. Los Hedgefonds que obtuvieron la sentencia en Nueva York contra Argentina no son empresas alemanas. El Gobierno Federal no toma partido por ninguna de ambas partes en el pleito de Argentina con sus holdouts”.

DZC (dpa, Clarín)