1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Arabia Saudita ejecuta a importante clérigo chiita

En varias provincias del país se realizaron 47 ajusticiamientos contra presuntos terroristas. La muerte de Nimr Baqir al Nimr generó inmediatas reacciones en la región.

En una decisión que promete provocar duras reacciones en la región, Arabia Saudita reportó este sábado (02.01.2015) la ejecución de 47 personas, entre las que se encuentra el prominente clérigo chiita disidente Nimr Baqir al Nimr. El Ministerio del Interior informó que de los ajusticiados, 45 son sauditas, uno egipcio y uno chadiano. Entre los cargos que pesaban sobre ellos estaba la promoción del extremismo sunita, asesinato, secuestro y posesión de armas, entre otros.

Algunos de los ataques imputados a los condenados son los registrados contra varios complejos residenciales de Riad en 2004 y contra sedes de empresas petroleras en la provincia de Al Jabar en 2005, donde hubo varios muertos. También los atentados contra el Ministerio del Interior y las sedes de la Fuerzas de Emergencia en 2005 o el ataque contra el consulado estadounidense en Yeda ese mismo año, en el que fallecieron cuatro personas.

Al Nimr, el clérigo chiita ejecutado, tenía 55 años y fue sentenciado a la pena capital por desobedecer a las autoridades, instigar a la violencia sectaria y ayudar a células terroristas, según la versión oficial. El religioso exigía más derechos para la minoría chiita, que compone cerca del 15 por ciento de la población del país. Fue detenido en julio de 2012 por apoyar los disturbios contra las autoridades que estallaron en febrero de 2011 en la provincia de Al Qatif, en el este del país.

Malestar generalizado

Su condena a muerte levantó un fuerte malestar entre la comunidad chiita saudita y fue también criticada por importantes ayatolás de Irán, la potencia rival de Riad en la región. Mohammed al Nimr, hermano del clérigo ejecutado, dijo a la agencia Reuters que “Nimr Baqir gozaba de enorme estima en su comunidad y dentro de la sociedad musulmana en general y no hay duda alguna de que esto generará reacciones. Esperamos que estas se enmarquen dentro de un contexto pacífico. Ya ha habido demasiado derramamiento de sangre”.

Desde Irán reaccionó el ayatolá Ahmad Khatami, quien aseguró que “no tengo ninguna duda de que esta sangrienta acción manchará el cuello de la casa real saudita y los expulsará de las páginas de la historia. El crimen de ejecutar a Al Nimr es parte de un comportamiento criminal de esta familia traicionera. El mundo islámico denunciará a este régimen infame”. Mohammed al Sayhud, legislador iraquí de la gobernante coalición chiita, aseguró que la ejecución busca encender los ánimos entre sunitas y chiitas y “prender fuego a la región”.

Los rebeldes hutíes en Yemen también condenaron el ajusticiamiento del clérigo, al que llamaron un “guerrero sagrado”. Mientras que el Consejo Chiita del Líbano calificó la decisión de Arabia Saudita como “un grave error”. Al Nimr llamó, en el marco de la primavera árabe, a protestas pacíficas y amenazó con la secesión de la zona oriental, de mayoría chiita y muy rica en petróleo.

DZC (EFE, dpa)


DW recomienda