1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Arabia Saudí exige el cierre de Al Jazira

Las exigencias de los países árabes para levantar el bloqueo a Qatar incluyen otras doce condiciones, como el cierre de la base turca en el país. Y dan sólo diez días de plazo.

Los países árabes que encabezaron la crisis con Qatar han enviado una lista de demandas, a través de Kuwait, al emirato árabe con la intención de negociar la solución del conflicto diplomático iniciado el pasado 5 de junio, informó hoy la cadena saudí Al Arabiya. Precisamente, una de sus exigencias es el cierre del canal catarí de noticias Al Yazira, cuyas oficinas en varios países árabes han sido clausuradas.

Arabia Saudí, Egipto, Baréin y Emiratos Árabes Unidos pidieron también a Qatar que corte las relaciones diplomáticas con Irán, país al que acusan también de apoyar el extremismo. Otro de los puntos solicitados fue el cierre de la base militar turca en el emirato. Turquía, que apoya a Qatar desde el comienzo de la crisis y ha enviado alimentos y agua para compensar el veto comercial impuesto por Arabia Saudí, se ha negado en rotundo por boca de su ministro de Defensa, Fikri Isik.

"Puedo decir que la base turca en Qatar sirve para la formación de los militares cataríes y es para la seguridad del país y toda la región. Nadie debería molestarse con esto. No tenemos intención de llevar este acuerdo otra vez al debate", dijo el ministro."Ya hay suficientes problemas en la región, con Siria, Irak y el "Estado Islámico". Que surja además esta crisis nos entristece. Nuestro deseo principal es que los problemas entre países se resuelvan sin recurrir a embargos. Si hay un problema hay que sentarse a solucionarlo", agregó Isik.

Completan la lista de 13 peticiones otras como que Qatar rechace nacionalizar ciudadanos de los otros cuatro países y expulse a los que actualmente alberga o que entregue a los ciudadanos buscados por terrorismo (dando incluso una lista de opositores árabes). Qatar niega que patrocine el terrorismo, explicando que permite a miembros, por ejemplo, de Hamás vivir en su país argumentando que el diálogo con esos grupos es clave para resolver los conflictos globales.

Los países árabes dan a Qatar un plazo de diez días para cumplir sus demandas. Qatar ha negado todas las acusaciones, pero las autoridades del país han afirmado que están abiertas a negociar y no han tomado represalias contra los ciudadanos de los países árabes. En un intento de normalizar las relaciones, el Gobierno de Qatar felicitó el miércoles al nuevo heredero de Arabia Saudí, Mohamed bin Salman.

El miércoles, el secretario de Estado estadounidense Rex Tillerson instó a los países árabes que anunciaron el embargo a Qatar a que presentaran sus demandas. "Nuestro papel ha sido animar a las partes a que resuelvan sus diferencias en torno a una mesa, claramente articulada, de forma que los temas puedan ser definidos y pueda surgir un proceso de resolución", dijo entonces.

LGC (EFE/AP/dpa)

DW recomienda