1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

“Arabia Saudí critica a Siria principalmente por interés propio”

Arabia Saudí tiene una cuenta abierta con Siria, recuerda Michael Lüders, asesor del Gobierno alemán, quien desgrana en una entrevista los motivos por los que Riad sale a estas alturas a criticar la represión de Damasco.

epa02859729 A grab made on 08 August 2011 from a handout video made available by Shaam News Network on its youtube channel, shows Syrians waving a national flag in Latakia, Syria. According to media reports, two women and two children were shot dead by security forces on 08 August as troops intensified their operations in the eastern Syrian city of Deir al-Zour for the second day. Activists also said that some 1,500 people had been arrested in the central city of Hama. EPA/SHAAM NEW NETWORK/HANDOUT BEST QUALITY AVAILABLE/EPA IS USING AN IMAGE FORM AN ALTERNATIVE SOURCE, THEREFORE EPA COULD NOT CONFIRM THE EXACT DATE AND SOURCE OF THE IMAGE. HANDOUT EDITORIAL USE ONLY/NO SALES +++(c) dpa - Bildfunk+++

Las manifestaciones contra el régimen sirio continúan pese a la represión.

Mientras que a través de declaraciones de condena y contactos diplomáticos intenta la comunidad internacional ejercer presión sobre Siria, el régimen de Bashar Al Assad continúa en este mes de Ramadán su ofensiva contra la oposición. Organizaciones humanitarias cifran el número de muertos durante la última jornada en 22.

Sobre todo Turquía, tradicional mediador en la región, está jugando sus bazas en pro de una solución pacífica. Hacia los países de la Liga Árabe se dirigen también desde hace tiempo las miradas. Tras mucho vacilar, el rey saudí, Abdalá bin Abdelaziz, salió de su silencio y habló de “violencia inaceptable” por parte de Damasco. Sobre el significado de este paso hablamos con el asesor del Gobierno alemán Michael Lüders.

Der deutsche Schriftsteller Michael Lüders, aufgenommen am Samstag (18.03.2006) auf der Buchmesse in Leipzig auf dem blauen Sofa. Foto: Jan Woitas +++(c) dpa - Report+++

Michael Lüders, experto en Oriente Próximo y asesor del Gobierno alemán.

Deutsche Welle: La demanda del rey saudí de que se le ponga fin a la violencia en Siria y se introduzcan reformas, así como la decisión de llamar a consultas a su embajador en Damasco, abren una nueva dimensión en las relaciones entre ambos países, ¿por qué reacciona Arabia Saudí precisamente ahora?

Michael Lüders: Hasta ahora, en lo que al apoyo a las revoluciones en el mundo árabe se refiere, Arabia Saudí no se ha llenado precisamente de gloria. Todo lo contrario. En Baréin ayudó a reprimir las protestas, en Yemen jugó un papel dudoso. En Libia se mantuvo al margen, igual que en Túnez y en Egipto. Ahora lanza críticas a Damasco.

Yo creo que los líderes saudíes tratan de no quedarse solos en el bando de los reaccionarios. Intentan dar una imagen de modernidad y critican al régimen de Bashar El Assad, con razón naturalmente, pero en primer lugar en función de los intereses propios: por un lado, lo dicho, para dar una imagen de país avanzado; por el otro, Siria es aliada de Irán e Irán y Arabia Saudí son, como de sobra es sabido, enemigos acérrimos.

Sin embargo, ¿no es peligroso para el rey Abdalá exigir reformas en Siria mientras reprime brutalmente las exigencias de cambios en su propio país?

Por supuesto. Es una contradicción en sí misma. Puede decirse que es la cuadratura del círculo. El rey Abdalá se está moviendo en unos márgenes muy estrechos. De momento, no han aparecido en Arabia Saudí movimientos reformistas y democráticos dignos de mención y, aún así, en abril se endurecieron las leyes: desde entonces, las críticas a los gobernantes, a la sharia o al orden islámico del país están todavía más castigadas. Abdalá ha de tener cuidado de que la demanda de reformas en Siria no se oiga en su país.

epa02859585 (FILE) A file photo dated 27 June 2010 shows Saudi Arabian King Abdullah bin Abdulaziz Al Saud waving during the family photo session at the G20 Summit in Toronto, Ontario. King Abdullah bin Abdel Aziz announced late 07 August 2011 that he would recall the kingdom's ambassador from Syria for 'consultations' and called on Damascus to implement swift and all-out reforms. The Syrian government is under mounting international pressure to halt a deadly crackdown on pro-democracy protests. Syrian human rights groups say that more than 1,650 people and 390 security personnel have been killed in the protests since they began in mid-March. EPA/TANNEN MAURY

El rey saudí Abdalá bin Abdelaziz en junio de 2010.

Hace años que las relaciones entre Arabia Saudí y Siria no son buenas, especialmente desde el asesinato del ex primer ministro libanés Rafik Hariri, ¿tiene la reacción saudí algo que ver con esto?

Seguramente también. Existe una comisión internacional que intenta esclarecer ese caso y existe un tribunal de Naciones Unidas que sospecha la mano de Hezbolá tras el crimen. Para los dirigentes saudíes, el asesinato de Hariri fue una terrible afrenta, ya que el primer ministro mantenía con ellos muy buenas relaciones, y Riad condenó el atentado con palabras muy duras. Hariri era un aliado muy, muy estrecho y eso juega sin duda un papel en lo que sucede ahora. En pocas palabras: Arabia Saudí tiene una cuenta abierta con Siria, y por extensión con Hezbolá e Irán.

¿Cree que la presión al régimen de Assad por parte de Arabia Saudí irá a más?

Podría suceder, por ejemplo, que la ayuda financiera a Siria se redujera o incluso quedara suspendida completamente. Siria se enfrenta a un gran problema, independientemente de cuál sea el desenlace del levantamiento: su economía está al borde de la bancarrota. En esta situación, Damasco no podrá sostener durante mucho tiempo la política de mano dura militar contra su propio pueblo e, incluso si el país logra liberarse, el próximo Gobierno tendrá que ver de dónde sacar el dinero. ¿Quién va a invertir en Siria? Damasco necesita ayuda de Arabia Saudí, y el instrumento financiero le otorga a Riad muchas posibilidades para ejercer presión, ahora y en el futuro.

Autor: Yasser Aboumuailik

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda