Aprueban nuevo gobierno en Túnez | El Mundo | DW | 08.03.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Aprueban nuevo gobierno en Túnez

Tras semanas de tensiones, islamistas y otros partidos políticos lograron conformar un gabinete que deberá ser aprobado por la Asamblea Constituyente.

Tras varias semanas de negociaciones, los islamistas tunecinos y sus socios de coalición presentaron hoy un nuevo gabinete de gobierno que pretende sacar al país de la crisis política en la que se encuentra.

Según la reestructuración que presentó hoy el primer ministro designado, Ali Larayedh, en el nuevo Ejecutivo están en manos de expertos independientes carteras clave como la de Interior, Justicia o Asuntos Exteriores. Esto se considera una importante concesión del partido islamista.

Lotfi Ben Jeddou, magistrado investigador, fue nombrado ministro del Interior, mientras Nadhir Ben Ammou, profesor universitario, será el próximo ministro de Justicia. Othman Jarandi, ex-embajador en la ONU, estará al frente de Exteriores.

El resto de los ministerios quedarán divididos entre los tres socios de la coalición, aunque En Nahda ocupará la mayor parte. Varios ministros conservan sus puestos.

La jefatura de gobierno será asumida por el propio Larayedh, que pertenece al partido islamista En Nahda. Esta agrupación resultó ganadora en las elecciones celebradas en 2011, las primeras desde la caída de Zine el Abidine Ben Ali.

Meses de tensiones

El gabinete que Larayedh presentó al presidente Moncef Marzuki fue aprobado por En Nahda, el principal partido del país, y los dos partidos seculares con los que ha gobernado desde diciembre de 2011, el partido de centro izquierda CPR del presidente Marzuki y el socialdemócrata Et Takatol de Mustapha Ben Jaâfar, presidente de la Asamblea Constituyente.

Larayedh señaló a la prensa que espera ponerse a trabajar lo antes posible en cuanto el nuevo gabinete sea autorizado por la Asamblea Consituyente. "Nuestro país necesita trabajo y disciplina (...) necesita unidad", apuntó.

Las tensiones que duran ya meses en el primer país de la Primavera Árabe, agudizadas hace un mes con el asesinato del político opositor Chori Belaïd por extremistas islamistas, desataron las negociaciones para reestructurar el gobierno y la dimisión del primer ministro, Hamadi Yebali.

Miles de personas salieron a las calles para protestar contra el gobierno dirigido por el partido En Nahda.

el(dpa, reuters)

DW recomienda