1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

Aprobado el pacto fiscal por 25 países europeos

Los líderes de la UE aprobaron el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) y veinticinco países le dieron luz verde al pacto fiscal –todos menos Gran Bretaña y la República Checa– en la cumbre europea de este 30 de enero.

default

Aunque hubo debates acalorados, no todo fue discordia en la cita de Bruselas.

No fue la protesta contra la aplicación de medidas de austeridad en Bélgica, la primera huelga general en casi dos décadas, lo que alteró el cronograma de la cumbre europea realizada este lunes (30.1.2012) en Bruselas. Si el encuentro de líderes comunitarios no culminó a las 19 horas como se había programado –todo apuntaba a que la reunión de medio día transcurriría sin sobresaltos–, fue probablemente por la extensión de las discusiones que provocaron el pacto fiscal y el trato dado a Grecia hacia el final de la jornada.

Aunque habían otros tópicos en la agenda –de hecho, Grecia no figuraba oficialmente en el temario–, la cumbre estuvo marcada por el debate en torno a la nueva estrategia para garantizar la disciplina presupuestaria en el bloque comunitario y la propuesta alemana de colocar las finanzas helenas bajo la supervisión de un comisario europeo, para que fiscalizara el programa de ahorro, los recortes del gasto público y las demás reformas que Atenas debe implementar con miras a recibir auxilios económicos adicionales de sus socios.

Veinticinco países le dieron luz verde al pacto fiscal

Angela Merkel Brüssel

La canciller alemana, Angela Merkel.

Ya antes de la cumbre, señalando las decepciones causadas por Atenas al no cumplir con el programa de ajustes que se le puso como tarea, Berlín había insistido en que no se debería desembolsar más dinero para rescatar a Grecia hasta que ese país se sometiera a la tutela fiscal externa, bien sea de la Comisión Europea, del Fondo Monetario Internacional (FMI) o del Banco Central Europeo (BCE). Al percatarse de la indignación y la ola de críticas con que fue recibida su iniciativa, la canciller alemana, Angela Merkel, enfatizó que su intención era atizar un diálogo constructivo.

Igualmente polémica fue la discusión en torno al pacto fiscal. Varios países de Europa oriental ofrecieron resistencia a los lineamientos del ambicioso contrato, en donde se define el rol que jugarán en futuras decisiones los socios comunitarios que aún no han asumido el euro como moneda. No obstante, al salir de la cumbre, el presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, anunció que veinticinco países de la Unión Europea le habían dado luz verde al pacto: todos menos Gran Bretaña y la República Checa.

El Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) fue aprobado

EU-Gipfel Brüssel Januar 2012 David Cameron

El primer ministro británico, David Cameron.

Menos roces causaron los debates en donde se buscaron fórmulas para estimular el crecimiento económico y disminuir el desempleo, sobre todo el desempleo juvenil, un fenómeno de magnitudes preocupantes en países como España. Estos tópicos, así como el financiamiento de las empresas pequeñas y medianas, y el apuntalamiento del mercado interno europeo, eran los asuntos centrales de la cita de Bruselas, al menos oficialmente.

No todo fue discordia en la cumbre europea de este 30 de enero. Fuentes diplomáticas informaron que los mandatarios del bloque comunitario respetaron lo acordado por sus respectivos ministros de Economía y Finanzas en citas anteriores, y aprobaron el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), el nuevo fondo de rescate permanente para el euro, que entrará en vigor en julio de este mismo año, un año antes de lo previsto. En marzo se decidirá si los 500.000 millones de euros con los que está dotado actualmente bastarán para que cumpla su cometido.

Ajustes necesarios

Christine Lagarde IWF Internationaler Währungfonds

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde.

La meta es que ese monto le permita a países como Italia o España afrontar posibles nuevas crisis de deuda; en los últimos días, la directora gerente del FMI, Christine Lagarde, abogó persistentemente por aumentar la dotación del MEDE. La decisión de adelantar la entrada en funcionamiento del nuevo fondo de rescate permanente tiene lugar en medio de un clima económico enrarecido en la UE; se espera que España, uno de sus socios más importantes, vuelva a entrar en recesión este año y quizás también el próximo.

Tras bastidores se especula que sería necesario aumentar la capacidad del MEDE a 750.000 millones de euros, combinándolo con el fondo temporal de rescate, actualmente vigente, para que funcionen como malla de protección en el caso de que la situación de Italia o la de España empeoren.

Autor: Evan Romero-Castillo
Editora: Emilia Rojas Sasse

DW recomienda