1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Aprobada ley que rehabilita a las víctimas de dictadura de Franco

El Congreso de los Diputados aprobó hoy en Madrid la polémica Ley de la Memoria Histórica, con la que el gobierno socialista español de José Luis Rodríguez Zapatero busca la rehabilitación moral de las miles de víctimas de la dictadura (1939-1975) y de la Guerra Civil (1936-1939) que la precedió.

Como se preveía, el Partido Popular (PP), el principal de la oposición española, y los independentistas catalanes de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) fueron los únicos grupos parlamentarios que se opusieron, aunque por motivos distintos.

Mientras el PP considera que la ley reabre viejas heridas y quiebra el espíritu de la transición democrática que siguió al régimen de Franco, ERC asegura que no va lo suficientemente lejos.

En la tribuna de invitados del Congreso estuvieron presentes numerosos antifranquistas veteranos, entre ellos el ex secretario general del Partido Comunista de España (PCE) Santiago Carrillo, que se emocionaron al terminar la votación.

No hay una sola línea en la ley, dijo la vicepresidenta primera del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, que no pueda ser respaldada por cualquier demócrata. Los artículos de la norma se basan en principios que 'todos podemos compartir', aseguró al defenderla desde el estrado.

Su esencia es el reconocimiento y la ampliación de derechos de las víctimas de la guerra y la dictadura franquista, así como la recuperación individual de su memoria, aseguró De la Vega.

El gobierno de Zapatero negoció la ley durante meses y se hizo con el apoyo, entre otros, de Izquierda Unida (IU), que engloba a los comunistas, así como de los nacionalistas catalanes moderados de Convergencia i Unió (CiU) y el Partido Nacionalista Vasco (PNV).

El texto pasará ahora al Senado, donde será tramitado por vía de urgencia. Si no introduce enmiendas, la ley entrará directamente en vigor. Pero si en la Cámara alta se producen modificaciones, algo posible porque en ella es el PP el grupo mayoritario, será devuelta al Congreso para su ratificación allí.

Entre otras cosas, la Ley de la Memoria Histórica condena la sublevación contra la República y la dictadura franquista, declara ilegítimos los juicios durante el franquismo que impusieron condenas por motivos políticos y obliga a las administraciones a retirar los símbolos de exaltación de la sublevación, la Guerra Civil y la represión franquista. Además permite a los hijos y nietos de exiliados solicitar la nacionalidad española.

A última hora, justo antes de la votación, se produjo hoy una modificación que permitirá a la Iglesia Católica aducir razones 'artístico-religiosas' para no verse obligada a retirar de sus edificios los símbolos conmemorativos que aún mantiene. (dpa)