1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Apoyo en Alemania a víctimas de Estado Islámico

Jan Ilhan Kizilan brinda tratamiento en Alemania a exrehenes de la milicia terrorista Estado Islámico. En entrevista con DW, el psicólogo habla sobre la violencia que han sufrido estas mujeres y niñas.

Deutsche Welle: Según estimaciones de las Naciones Unidas, Estado Islámico retiene a cerca de 3.500 personas en condiciones de esclavitud. ¿Cuáles son sus experiencias al respecto?

Jan Ilhan Kizilhan: El año pasado examiné a 1.400 mujeres traumatizadas que habían estado en manos de la milicia Estado Islámico (EI). Según mis estimaciones, el número de víctimas es mayor al que se menciona en el informe de la ONU.

Usted asesora el proyecto de apoyo a mujeres yazidíes del estado federado de Baden-Württemberg. ¿De qué se trata?

El proyecto nació en 2014, después de que EI ocupara amplias regiones del norte de Irak y esclavizara sobre todo a yazidíes, pero también a cristianos, chiitas y kakais. En aquel entonces el Gobierno regional decidió traer a 1.000 mujeres traumatizadas a Alemania para que recibieran tratamiento psicológico. Mi tarea consiste en examinar a las mujeres en Irak y emitir recomendaciones sobre quién puede venir a Alemania.

¿También vienen niños?

Muchas de las mujeres que estuvieron en manos de EI tienen hijos. Por ello, traemos a los niños a Alemania junto a sus madres.

¿Están seguras aquí las mujeres?

Desde nuestro punto de vista sí. No revelamos dónde viven. Además, los médicos y los terapeutas que las atienden están sujetos al secreto profesional.

El psicólogo Jan Ilhan Kizilhan atiende a una paciente.

El psicólogo Jan Ilhan Kizilhan atiende a una paciente.

¿Cuánto dura el tratamiento?

Imagínese a una niña de 16 años que ha sido violada y vendida diez a doce veces y que logra escapar después de 12 meses. Eso es un trauma extremo, una enfermedad psicológica. Cada día tiene pesadillas y es presa del miedo, teme que pueda volver a sucederle. Ya no confía en las personas y necesita atención especializada. El tratamiento probablemente dure dos a tres años.

¿Qué han sufrido estas mujeres?

Una niña de ocho años, que fue arrebatada a su madre, fue forzada a casarse con un combatiente del EI, que la violó durante tres, cuatro meses antes de venderla. Hay informes sobre mujeres jóvenes quemadas y ejecuciones en masa. Las mujeres han presenciado las ejecuciones de sus esposos e hijos. Lo que han vivido va más allá del sentido común.

Ha estado varias veces en Irak. ¿Cuál es la situación de las mujeres y niños yazidíes?

No es muy buena. Todos los yazidíes se vieron obligados a abandonar la región de Sinyar, que hace poco todavía estaba en manos de EI. Ahora las fuerzas de la coalición internacional y las unidades kurdas han liberado la región, pero esta está completamente destruida. La gente no puede regresar. Sinyar está a solo 30-40 kilómetros de Mosul. Estado Islámico puede regresar en cualquier momento. Los yazidíes viven ahora sobre todo en campamentos de refugiados cerca de la ciudad de Dohuk, en total unas 400.000 personas. Ahora el invierno es muy duro y hace mucho frío.

¿Qué hará cuando finalice el proyecto en Baden-Württemberg?

Sobre todo en el norte de Irak planeamos formar a médicos árabes, kurdos y turcos. Espero que en un año logremos formar entre 60 y 100 terapeutas, para ayudar a la gente.

El psicólogo Jan Ilhan Kizilhan trabaja en la Escuela Superior Dual en Villingen-Schwenningen.

DW recomienda