1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Apagón deja a más de 30 millones de centroamericanos sin luz

La falla eléctrica se originó en Panamá y afectó a Costa Rica y Nicaragua. La región está conectada por una línea de interconexión eléctrica de más de 1.800 kilómetros.

PVista de la Ciudad de Panamá

Vista de la Ciudad de Panamá

Una falla ocurrida este sábado (01.07.2017) en Panamá causó un colapso del sistema de interconexión eléctrica regional y dejó sin luz e Internet a más de 30 millones de personas., según informó el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), agencia estatal de Costa Rica.

El ente indicó que se encuentran operando las plantas Cachí, Arenal, Dengo, Garita, Angostura y Río Macho mientras el sistema se rehabilita paulatinamente. El ministro costarricense de Comunicación, Mauricio Herrera, pidió a la población mantenerse en sus hogares y evitar circular por las carreteras mientras los semáforos no estén funcionando.

El ICE reportó cortes del servicio eléctrico en Panamá, Costa Rica y Nicaragua. En Costa Rica,  el colapso fue total, informó el presidente del país, Luis Guillermo Solís. El colapso afectó también el servicio de agua potable. 

El apagón afectó por casi dos horas a gran parte de Nicaragua según reportó por separado la estatal Empresa Nacional de Transmisión Eléctrica (Enatrel).

"Al hablar de que Panamá y Costa Rica quedaron sin energía, lógicamente nosotros quedamos aislados", dijo el presidente ejecutivo de Enatrel, Salvador Mansell, a través de medios del Gobierno.

Posterior a esa falla, agregó el funcionario, Nicaragua inició la conexión con Honduras para tratar de restablecer el servicio poco a poco.

La última vez que se registró una emergencia similar en la región fue hace diez años, cuando el sistema eléctrico regional estuvo suspendido durante unas cinco horas.

El sistema de interconexión eléctrica regional abarca a los países centroamericanos, parte del sureste de México y un tramo de Colombia. La región está conectada por una línea de más de 1.800 kilómetros. Aunque cada país produce su propia electricidad, el sistema permite suministrar de un país a otro cuando hay fuerte demanda y alguno de los miembros no puede satisfacer su mercado.

JCG (EFE, dpa)

DW recomienda