1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

La prensa opina

Ante horrendos pronósticos económicos cuesta ser optimista

El Gobierno alemán ha sido criticado por su supuesta “parsimonia” en implementar medidas coyunturales contra la crisis económica, pero pocos piensan en las consecuencias del endeudamiento, dicen columnistas europeos.

default

Sede central en Frankfurt del Meno, del Banco Central Europeo, BCE.

Rzeczpospolita, de Varsovia, Polonia: “Una profunda recesión en Estados Unidos también afecta a Europa. En comparación con la crisis económica de los años 30, cuando el desempleo ascendió al 25%, no se puede decir que estemos sufriendo tiempos apocalípticos.

Aún así, cuesta ser optimista. Todos los pronósticos que anuncian que la economía mundial se empezará a recuperar a partir del segundo semestre de 2009, se basan en modelos y presunciones que ya fracasaron en el análisis de las predicciones de la presente crisis.”

Ni baja de intereses ni inyección de capital

Der Standard, de Viena, Austria: “El director del banco emisor estadounidense recibe el aplauso esperado. Desde hace meses los propulsores de una radical reducción de las tasas de interés piden que entre más dinero se inyecte a la economía en la lucha contra la recesión, todavía mejor. Pero nadie parece pensar en las consecuencias del endeudamiento, ni en las cantidades de dinero efectivo en el circulación, ni en la reforma sostenible y a largo plazo que debiera realizarse.

Los bancos aún están debilitados por créditos no pagados que ascienden a los billones de euros. Y como ellos mismos lo saben, no se prestan dinero entre sí, sino que prefieren guardarlo en los institutos emisores o en el propio subterráneo.

Ni la reducción de los intereses ni la inyección masiva de capital han cambiado nada. Pero en cambio de liquidar los institutos bancarios que no pueden sobrevivir por sí mismos, se prefiere gastar en ellos más dinero.”

Occidente alemán también necesita "Plan de Apoyo“

Westdeutsche Allgemeine Zeitung, de Essen, Alemania: “El que en Alemania exprese con escepticismo que el Este alemán estaría siendo favorecido por el Plan de Reconstrucción a expensas de la otra mitad del país, la parte occidental, es considerado un antipatriótico por los eufóricos de la reunificación.

Pero ahora la mismísima canciller (Angela Merkel) ha indicado que, en efecto, existe ese desequilibrio. Seguro que por ello no se le extraerá un céntimo al segundo Pacto de Solidaridad 2019.

Sus palabras tienen, sobre todo, un significado simbólico de que la ayuda y promoción de la economía, la educación, la investigación y lo social en Alemania no se reparta con criterios de dirección oriente u occidente, sino de acuerdo a las necesidades de cada región”.