Amaga la UE con ampliar sanciones económicas a Irán | Política | DW | 14.11.2011
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

Amaga la UE con ampliar sanciones económicas a Irán

Aunque algunos de sus miembros no descartan la posibilidad de una intervención militar en respuesta al programa nuclear iraní, la Unión Europea se manifiesta por evitar sucesos de consecuencias imprevisibles.

default

Guido Westerwelle, ministro alemán de RR.EE. (Archivo)

"Estamos de acuerdo en que Irán no debe tener armas nucleares. Y la menor manera de impedir que las tenga es a través de sanciones claras y amplias”, dijo el ministro alemán de Relaciones Exteriores, Guido Westerwelle, al concluir este lunes (14.11.2011) un encuentro con sus homólogos de la Unión Europea en Bruselas.

De acuerdo con Westerwelle, un nuevo paquete de sanciones económicas podría ser aprobado el próximo mes, si no se notan cambios en la política nuclear iraní. El detonador de esta discusión a nivel europeo fue la presentación, el martes pasado, del informe en que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) dio a conocer que Irán incluso ha realizado pruebas con algunos componentes de una posible bomba nuclear. Durante años, el Gobierno de Teherán sostuvo que su programa nuclear persigue fines exclusivamente pacíficos.

Flash-Galerie Rede Mahmud Ahmadinedschad

El objetivo de la UE, presionar a Ahmadineyad. (Archivo)

Tonos distintos

Pero mientras Alemania rechaza de plano discutir acerca de una posible intervención militar en Irán, por considerar que tal debate es “contraproducente”, el Reino Unido afirmó en voz de su ministro de Exteriores, William Hague: “No planeamos llegar a tal punto. No promovemos ni sugerimos una intervención militar. Pero al mismo tiempo, creemos que todas las posibilidades deben ser consideradas.”

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo durante una visita que realiza a Hawaii: “No descartamos ninguna opción, porque estoy firmemente convencido de que, si llega a tener armas nucleares, Irán será una amenaza para la seguridad de la región, y también para la seguridad estadounidense.”

Así, casi todos parecen estar de acuerdo en disuadir a Irán, pero hay disenso en cuanto a los métodos a seguir. Dos personalidades coincidieron, por separado, en advertir que una intervención militar tendría graves consecuencias.

El ministro de Relaciones Exteriores de Francia, Alain Juppé, dijo en Bruselas que atacar Irán significaría una “espiral incontrolable”. En La Habana, el ex presidente Fidel Castro escribió en una de sus “Reflexiones” que una posible intervención en tierras iraníes desataría una “sangrienta guerra”.

Flash-Galerie Fidel Castro

El ex presidente cubano Fidel Castro advirtió de un posible ataque a Irán. (Archivo)

Castro también criticó el papel de Israel: "Gracias a la posesión de las armas de destrucción masiva es que Israel ha podido desempeñar su papel como instrumento del imperialismo y el colonialismo en esa región del Medio Oriente", señaló.

¿A quién afectan las sanciones?

De lo que no hablaron ni unos ni otros es de las consecuencias que traerían las sanciones económicas que podrían decretarse contra Irán, por parte de la Unión Europea. Algunas de estas consecuencias podrían ser contraproducentes para los países que ahora promueven sanciones.

Alemania, por ejemplo, ha visto disminuir sus exportaciones a Irán, a partir del paquete de sanciones decretado por las Naciones Unidas en 2006. Los envíos de insumos alemanes a Irán disminuyeron en su volumen de 4.300 millones de euros en 2005, a 3.800 millones de euros en 2010.

La reducción se produjo a pesar de factores que de hecho hubieran propiciado un incremento exportador, como la coyuntura económica mundial, o el aumento en el poder adquisitivo de los consumidores iraníes debido al auge petrolero del país.

Autor: Enrique López

Editor: Pablo Kummetz

DW recomienda