1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

"América Latina, mejor preparada para la crisis que en el pasado"

¿Cómo afronta América Latina la crisis global? ¿Qué políticas se deben llevar a cabo? Deutsche Welle habló con Christian Daude, economista de la OCDE especialista en la región.

default

La recesión global afectará, pero no hundirá a las economías de la región.

DW-WORLD.DE: Señor Daude, ¿se halla América Latina bien preparada para afrontar la crisis económica?

Christian Daude: Decir bien preparada es complicado, porque naturalmente se trata de una recesión global, pero yo diría que los países latinoamericanos se encuentran mejor preparados que en otras etapas de la historia. Por ejemplo, cuando uno piensa en el sistema bancario. Si los comparamos con los países industrializados, hasta el momento los países de la región no han tenido ningún problema con su sistema bancario, y tampoco creo que lo vayamos a ver a corto plazo. Es algo muy importante cuando se piensa en una crisis. Creo que en América Latina no habrá ninguna crisis. Naturalmente, habrá recesión en algunos países, como en todo el mundo, y en otros el crecimiento económico será mucho más reducido que en los últimos años.

¿En qué países de la región ha sido la estabilidad económica especialmente exitosa en los últimos años?

En ese aspecto, posiblemente sea Chile el caso modelo. Se trata, probablemente, del único país de la región donde este año se podrá llevar a cabo y se llevará a cabo una política fiscal anticíclica. Por ejemplo, con la aprobación de un paquete de estímulo económico dotado con una cantidad cercana al 3 por ciento del Producto Interior Bruto. Es el caso modelo, pero otros países, como Brasil, México, Colombia o Perú han hecho bastante bien sus deberes para afrontar la crisis.

En su informe de perspectiva para 2009, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) pide un sistema fiscal más eficiente y justo para la región. ¿No debería haberse introducido durante los años de bonanza económica?

Es cierto que la situación de los últimos años era idónea para emprender una reforma de los sistemas fiscales. También es verdad que en algunos países ha habido progresos. Por ejemplo, en Uruguay, en Chile o en México, se han llevado a cabo reformas fiscales, limitadas en algunos aspectos, pero es muy difícil llevar a cabo grandes reformas de ese tipo. Si ya lo es en los grandes países industrializados, aún más en América Latina. Si uno piensa que muchos de esos países hace relativamente poco que consolidaron sus democracias, es evidente que se trata de retos muy grandes.

Ha mencionado políticas fiscales anticíclicas como las de Chile, que tienen como objetivo reactivar la economía. ¿Son también esas políticas la respuesta correcta para los problemas sociales, como las necesidades educativas o sanitarias?

Es una cuestión complicada. Las políticas de reactivación económica son políticas a corto plazo y cuestiones como la ampliación del sistema educativo o sanitario tienen que ver más bien con políticas a largo plazo. Sí que se puede invertir, en el marco de políticas fiscales anticíclicas, en cuestiones sociales. Sin embargo, para combatir esos problemas hay que pensar en el largo plazo.

¿Qué es lo que no ha funcionado bien en América Latina para que el crecimiento económico de los últimos años no se haya traducido en una reducción de la brecha entre ricos y pobres?

Considero que, en líneas generales, la pobreza ha retrocedido en los últimos años en la región. También las diferencias económicas, aunque sí que es cierto que sigue siendo la región del mundo con mayor distancia entre ricos y pobres. Y eso sigue siendo un reto para las democracias de esos países. Naturalmente, tiene que crecer la igualdad. Sobre todo, por ejemplo, respecto a la posibilidad de ascender socialmente, que la educación pueda ser utilizada como instrumento de ascenso social.

Al margen de las medidas que ha mencionado, tomadas por el gobierno de Chile, ¿hay otros países de la región en disposición de aprobar paquetes económicos como los despachados por los gobiernos europeos?

En primer lugar, hay que distinguir una cosa. Paquetes de rescate del sector financiero como algunos aprobados en Europa no son necesarios en América Latina. Por otro lado, reactivar la demanda es algo complicado en muchos países, porque muchos de ellos aún cuentan con una deuda elevada. Con la circunstancia añadida de que la confianza en que la deuda será abonada y no se recurrirá a la bancarrota es menor que en países como Estados Unidos o Alemania. En esas circunstancias, llevar a cabo políticas anticíclicas es muy complicado.

DW recomienda