1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

América Latina exige en la ONU reparto de poder a países desarrollados

América Latina no tiene una postura unánime sobre el reconocimiento de un Estado palestino, pero coincide en reclamar nuevo reparto de poder en una Asamblea General abierta por primera vez por una mujer, Dilma Rousseff.

default

Dilma Rousseff: "una gran ruptura".

"La crisis es demasiado grave para que sea manejada por un pequeño grupo de países. Todos tienen derecho a participar en las soluciones", sostuvo la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, que se convirtió en la primera voz femenina de la historia en inaugurar la reunión de la ONU, algo que interpretó como el inicio del "siglo de las mujeres".

En el cónclave de mandatarios de 193 países en Nueva York, la jefa de Estado sudamericana dijo que estaba "orgullosa" de abrir el debate del organismo y realizó un llamado de atención sobre la crisis que amenaza al mundo con "una grave ruptura".

"No es por falta de recursos financieros que los líderes de países desarrollados no encontraron soluciones, sino por falta de recursos políticos y por falta de ideas", cuestionó Rousseff, a la vez que señaló que uno de los principales problemas que afronta el mundo es el del desempleo, ya que "205 millones" de ciudadanos carecen de trabajo en todo el planeta.

“Brasil, listo para ser miembro permanente del Consejo de Seguridad”

Roussef dijo que Brasil "está listo" para ocupar una banca como miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y solicitó la reforma de las instituciones multilaterales, en las que pidió mayor participación de los países emergentes, que son "los principales responsables del crecimiento en la economía global".

En el mismo sentido, el presidente de México, Felipe Calderón, dijo también que debe haber cambios en el Consejo de Seguridad y  señaló que no pueden seguir prevaleciendo las determinaciones de una minoría.

El mandatario dijo que apoya "una reforma integral" del Consejo que "mejore la representación de todos" los países. "No podemos permitir que el máximo órgano multilateral se convierta en el centro de toma de decisiones sólo de unos cuantos", sostuvo.

Mientras, la presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner, dijo que son necesarios cambios en los organismos políticos mundiales y pidió "una vez más la reforma de esta importante organización (por la ONU) que representa la multilateralidad".

Consideró que para tener un mundo "más plural" es necesario "democratizar organismos políticos como la ONU y fundamentalmente el Consejo de Seguridad".

"No compartimos la necesidad de ampliar la cantidad de miembros permanentes (del Consejo de Seguridad), creemos necesario eliminar la categoría de miembro permanente y también eliminar el derecho a veto que impide que el Consejo de Seguridad cumpla la función que tuvo cuando fue creado en un mundo bipolar" de la posguerra.

El Consejo de Seguridad cuenta con 15 miembros, pero hay cinco miembros permanentes con derecho a veto: Rusia, China, Francia, Estados Unidos y Reino Unido.

La presidenta señaló que los lugares permanentes y el derecho a veto en el Consejo es usado muchas veces "no para defender la seguridad universal sino para el posicionamiento de los miembros que lo integran".

El presidente boliviano, Evo Morales, planteó que se deber refundar la ONU y, bandera en mano, dio la bienvenida a Palestina en la sesión anual de la Asamblea General.

"Pedimos refundar a Naciones Unidas para que sea la máxima instancia para la solución en temas de paz, pobreza, dignidad y soberanía de los pueblos del mundo", dijo.

Diferencias sobre el reconocimiento de un Estado palestino

Sobre el reconocimiento de un Estado palestino en la ONU hubo algunas diferencias. El presidente mexicano expresó su preocupación por el "estancamiento" de las negociaciones en Cercano Oriente y se pronunció por una solución "políticamente viable" que permite la coexistencia de dos estados. Sin embargo, Calderón dijo que ello debe ser "el resultado de una solución viable, verdadera, negociada".

Del lado de los palestinos se posicionó Fernández de Kirchner, que instó enfáticamente a que se apruebe la incorporación de Palestina como miembro pleno de la ONU, advirtiendo que, de lo contrario, se va "crear mayor inseguridad" en el mundo frente al riesgo del  terrorismo. Además, aseguró que de tomarse esta decisión, eso contribuirá a la construcción de un "mundo más seguro y más justo".

La presidenta de Brasil defendió enfáticamente el reconocimiento de la ONU al Estado palestino, argumentando que "sólo una Palestina libre y soberana podrá atender a los legítimos anhelos de Israel por paz con sus vecinos, seguridad en sus fronteras y estabilidad política en su entorno regional".

dpa
Editor: Pablo Kummetz

 

DW recomienda