1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Economía

América Latina en el G20: una representación heterogénea

Argentina, Brasil y México atraviesan por circunstancias distintas en lo económico. Por ello, su peso dentro del G20 es diverso, opina el Prof. Dr. Federico Foders, experto del Instituto para la Economía Mundial de Kiel.

DW: Las economías de Argentina, Brasil y México parecen no pasar por su mejor momento en cuanto a los niveles de crecimiento. ¿Les resta eso importancia dentro de un mecanismo internacional como el G20?

Prof. Dr. Federico Foders: En el caso de la Argentina, pareciera ser que el país no tiene mucho peso político en el marco del G20. Una indicación de esto es que la Argentina no está representada por la presidenta, sino por uno de los ministros de su gabinete. Además, el país se encuentra en recesión. Sin embargo, no quisiera descartar la posibilidad de que el ministro ponga énfasis en tratar del tema de la deuda soberana que el país ya propuso en el contexto de las Naciones Unidas. Pienso que el caso de Brasil y México es diferente. México, siendo éste el país latinoamericano menos proteccionista y con un desarrollo muy dinámico (en comparación con Argentina y Brasil), es posible que subraye los puntos de la agenda oficial de la cumbre y logre encontrar posiciones comunes tanto con los países avanzados como con los países emergentes del Asia. Pienso que México, como miembro de la Alianza del Pacífico y como parte de tratados de libre comercio con más de 40 países, tendrá mucho interés en un comercio internacional sin trabas y en flujos de capital y de tecnología. Brasil, desde el punto de vista económico el país más importante de América Latina, participa en la cumbre representado por su presidenta y como miembro de los BRICS, el club de los países emergentes más fuertes del mundo. Es de esperar que Brasil apoye las posiciones típicas de los BRICS, especialmente adaptar la arquitectura financiera mundial actual a la nueva distribución del poder económico en la cual los BRICS juegan un papel preponderante. Lamentablemente la economía brasileña se encuentra en plena crisis, razón por la cual me imagino que dominarán los temas comunes a todos los BRICS y no los temas regionales de Latinoamérica.

El Prof. Dr. Federico Foders, experto en Política Económica y Desarrollo del Instituto para la Economía Mundial, de Kiel.

El Prof. Dr. Federico Foders, experto en Política Económica y Desarrollo del Instituto para la Economía Mundial, de Kiel.

En su opinión, ¿cuál será la evolución de las economías de Argentina, Brasil y México en los próximos años? ¿Durará el aparente estancamiento en el que se encuentran?

Argentina y Brasil no han tomado medidas de política económica a los efectos de poder salir de la crisis cuanto antes. Ambos países sufren bajo una recesión, alto desempleo, inflación, deuda externa, déficit del presupuesto y de la cuenta corriente. Brasil maneja una moneda muy débil, mientras que la Argentina se da el lujo de mantener una moneda sobrevaluada. Políticas económicas capaces de superar el estancamiento y los demás problemas económicos no se registran. México, por el contrario, dispone de una industria fuerte y de una tasa de inversión extranjera alta. La estructura de las exportaciones mexicanas muestra un alto porcentaje de productos industriales, mientras que Argentina y Brasil exportan particularmente productos intensivos en materias primas. México se ha establecido con mucho éxito como parte de cadenas internacionales de valor y producción, mientras que Argentina se encuentra casi totalmente al margen de las cadenas y Brasil sólo participa de un número reducido. Por supuesto, México podría aumentar su tasa de crecimiento y mejorar la distribución del ingreso a través de instrumentos fiscales.

Finalmente, el G20 agrupa a las 20 principales economías, y sin embargo parece ser una agrupación bastante heterogénea desde el punto de vista del desarrollo (comparemos a Alemania y a Indonesia, por ejemplo). ¿Realmente puede el G20 contribuir a promover el desarrollo, y no solo el crecimiento económico?

Estoy convencido que el G20 tiene todo el potencial necesario para lograr un entendimiento entre el grupo de países que representa más del 85 por ciento del producto bruto interno del mundo. La economía mundial actual está globalizada, es decir, mostrando muy fuertes lazos entre los países en materia de comercio, inversiones y transferencia de tecnología. A través del Internet estos lazos se estrechan más cada minuto. El costo de transporte ha caído bastante en las últimas décadas, tanto para las personas como para la mercadería. Todo esto nos lleva a un mundo en el cual un país en crisis puede contagiar a otros rápidamente. Por eso pienso que no hay alternativa a un diálogo entre los países más fuertes del mundo.

DW recomienda