Alud sepulta viviendas y mata a 18 personas en México | América Latina | DW | 18.09.2013
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

América Latina

Alud sepulta viviendas y mata a 18 personas en México

Ayuda llega con lentitud a las zonas más afectadas, al tiempo que “Manuel” se fortalece y amenaza a otras ciudades del país.

El alcalde del municipio de Atoyac de Álvarez, en el sureño estado mexicano de Guerrero, Ediberto Tavares, informó este miércoles (18.09.2013) de la muerte de al menos 18 personas como consecuencia de un alud que sepultó varias viviendas en la comunidad de La Pintada, elevando de esta forma el número de fallecidos causados por el paso de las tormentas tropicales “Manuel” e “Ingrid”.

“Hasta el momento son 18 cuerpos en La Pintada los que han sido confirmados que han fallecido”, dijo a Milenio Televisión el alcalde, que explicó que el derrumbe ocurrió el domingo 15 de septiembre y que son “nulas” las esperanzas de encontrar todavía personas con vida. Según indicó, apenas han podido llegar helicópteros a distribuir víveres en la zona y hacer un reconocimiento del lugar. La autoridad dijo que habría, además, entre 50 y 60 personas atrapadas.

Por otro lado, el noroeste mexicano fue puesto en alerta de huracán ante el rápido fortalecimiento de “Manuel”, que ha recobrado fuerzas rumbo a Sinaloa y la Península de Baja California. Hasta la tarde de este miércoles, las autoridades mexicanas reconocían un total de 61 muertos, aunque se estima que la cifra aumentará una vez que se conozcan reportes de zonas que siguen aisladas.

Huracán, tormenta y ciclón juntos

Se pronostica que “Manuel” tocará tierra el jueves 19 de septiembre en la costa oriental de Baja California Sur, cerca de La Paz, con un potencial fuerte de lluvias. Por ello, el servicio meteorológico mexicano exhortó a la población a estar atenta a las recomendaciones de Protección Civil y extremar precauciones en el mar y ríos. En zonas urbanas se pueden registrar inundaciones y encharcamientos, y posibles deslaves en áreas montañosas.

La alerta se extendió por 72 horas, teniendo en cuenta que México está siendo azotado por dos tormentas a la vez y eventualmente por un tercera, pues se indicó que existen muchas posibilidades de que un fenómeno que se presenta en la península de Yucatán, al suroeste del país, se convierta en ciclón, lo que agravaría la situación en el país norteamericano.

En Acapulco, en tanto, cerca de 40.000 turistas esperaban para ser evacuados del centro vacacional, que fue devastado por la tormenta “Manuel” y ahora sufre desabastecimiento, debido a que la ayuda enviada por el Gobierno federal tarda en llegar. La secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, pidió “paciencia” a la ciudadanía, que ha visto también cómo numerosas personas han comenzado a saquear tiendas.

La presidenta de la Asociación Hotelera de Acapulco, Mariberta Medina, dijo que en la zona de Diamante hubo robos el martes en algunas tiendas. “Desgraciadamente no fue un saqueo de necesidad de alimentos, sino de robar por robar. Se robaron hasta el adorno de Halloween, el adorno de Navidad, se robaron hasta el motor de una lancha o agendas, cosas que no ocupan para esta emergencia”, lamentó.

DZC (dpa, El Universal, BBC, Reuters)