1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alud en India deja al menos 17 muertos

La cifra de víctimas mortales podría aumentar en las próximas horas, debido a que 140 personas aún están reportadas como desaparecidas. Poblados cercanos a Pune han sido evacuados como medida precautoria.

Un gigantesco corrimiento de tierra sepultó a 167 personas en India en un pueblo cerca de Pune, informaron las autoridades de Protección Civil, que hasta ahora han recuperado los cuerpos de 17 víctimas mortales y a sólo seis personas con vida, mientras que más de 140 se encuentran desaparecidas.

El canal NDTV informó que las fuertes lluvias de los últimos días hicieron que cayera sobre el pueblo toda la falda de una montaña de la cadena de las Sahyadri o Ghats occidentales, en el estado de Maharashtra.

La actuación de los equipos de rescate en la apartada zona es muy difícil, entre otras cosas porque la lluvia sigue cayendo sin pausa. El lodo llega hasta entre tres y cinco metros de altura en las calles del pueblo, situado a unos 200 kilómetros de Bombay.

La mayoría de los habitantes aún dormían cuando, en torno a las seis de la mañana, se desprendió un enorme bloque de la montaña. Las imágenes muestran una enorme mole de lodo que cayó por la ladera y arrastró todo a su paso.

Envían policías y soldados

De las 67 casas del pueblo, 44 quedaron destruidas, dijo Prabhakar Deshmukh, portavoz del distrito de Pune. Numerosos equipos de rescate, policías y soldados han sido enviados a la aislada región. También se sumaron a la búsqueda de los desaparecidos los habitantes de los pueblos vecinos. La labor de rescate "es un desafío enorme", señaló Deshmukh.

Desde localidades vecinas fueron enviadas más de 50 ambulancias al pueblo afectado, informó la agencia IANS. En el hospital Sassoon en Pune hay una unidad preparada para los heridos. Otros poblados cercanos han sido evacuados por precaución.

En India es actualmente época de monzones. En los estados de Uttarakhand y Himachal Pradesh, en el norte del país, hubo también aludes en las últimas semanas que bloquearon numerosas carreteras. Quedaron inaccesibles también muchos senderos de peregrinación a templos en el Himalaya que son utilizados en verano (local) por decenas de miles de hindúes.

Un total de 5.700 personas murieron el año pasado en Uttarakhand a causa de varios corrimientos de tierra y el derrumbe de un dique. Pueblos enteros fueron arrastrados por las aguas y más de 100.000 personas quedaron atrapadas.

Los medios indios denuncian que las nuevas carreteras fueron construidas en los mismos lugares que las anteriores, y los hoteles muy cerca de los ríos. Además se siguen talando los árboles en vez de reforestar, lo que aumenta el peligro de que se repitan este tipo de catástrofes.

EL(dpa, efe)