1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Política

¿Alimentación para todos?

Una quincena de países se comprometió en Madrid a dar dinero a los pequeños agricultores para acceder a los grandes mercados internacionales.

default

Miguel Ángel Moratinos, ministro de RR. EE. de España, en la Conferencia Mundial sobre Seguridad Alimentaria.

Serán unos 5.500 millones de euros en cinco años, que se unirán a los 1.300 millones que ya está movilizando la Unión Europea (UE). La medida fue aprobada en el marco de la Cumbre sobre Seguridad Alimentaria que hoy clausuraron Ban Ki-moon y José Luis Rodríguez Zapatero en la capital española.

"Es imprescindible que trabajemos mucho más" para luchar contra el hambre en el mundo, instó el secretario general de la ONU en la clausura de un encuentro en el que participaron representantes ministeriales de un centenar de países y en el que no se llegó a tomar medidas concretas.

Afrika Dossier Bild 3

Trillado de arroz en Bissau Guinea, África. Mil millones de personas pasan hambre en el mundo.

"Tenemos la riqueza y los conocimientos para hacerlo. Hagamos el máximo esfuerzo para mantener el hambre en el centro de los objetivos políticos. La Historia nos juzgará por la respuesta que demos", indicó.

España, que auspició junto a la ONU la reunión de Madrid, destinará 1.000 millones de euros en cinco años para reducir la pobreza y el hambre en el mundo y garantizar la seguridad alimentaria. Se trata de una ayuda anual de 200 millones de euros para los países más vulnerables, que se unen a los 500 millones ya comprometidos el pasado junio durante la cumbre de la FAO en Roma.

"Hemos venido a asegurar una alimentación entre todos y para todos, para hoy y para mañana", manifestó Zapatero, que aseguró que la cifra de mil millones de personas que pasan hambre en el mundo "debería causar sonrojo a toda la humanidad". El jefe del Ejecutivo español anunció que la lucha contra el hambre será "la gran prioridad" de la presidencia española de la UE en 2010.

Tragedia alimentaria en el mundo

La crisis económica internacional está agravando la tragedia alimentaria en el mundo y, según Ban, está haciendo que miles de familias que habían comenzado a salir de la miseria vuelvan a caer en ella.

El secretario general de la ONU apoyó la propuesta española canalizar recursos adicionales para el sector agrícola y programas de nutrición a través de un nuevo mecanismo, pero sin crear nuevas instituciones.

La Reunión de Alto Nivel sobre Seguridad Alimentaria para Todos fue la segunda parte de la cumbre de la Agencia de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO) celebrada el pasado junio en Roma.

La producción de cereales llegó en 2008 al récord de 2.245 millones de toneladas. Pero este crecimiento, indicó Jacques Diouf, director de la Organización para la Agricultura y la Alimentación de la ONU (FAO), se debió al incremento del 11 por ciento de su producción por parte de los países desarrollados. En los países en desarrollo, la producción sólo subió un 1,1 por ciento y, si se exceptúa a China, India y Brasil, lo que ocurre en realidad es que "la producción en el resto del mundo en desarrollo ha disminuido un 0,8 por ciento".

Objetivos del Milenio: del 2015 al 2150

España, que auspició el encuentro de Madrid, se comprometió en junio en Roma a liderar la continuación de aquel encuentro, así como a aportar 500 millones de euros hasta 2012 en ayudas a la seguridad alimentaria, la agricultura y la nutrición en países en desarrollo.

El país europeo destinó ya en 2008 algo más de la mitad (268,6 millones) del monto comprometido.

En la capital italiana se prometieron en total 22.000 millones de dólares y la mayoría de ese dinero aún no se ha materializado. Si la situación no cambia, el Objetivo del Milenio de reducir a la mitad el hambre en el mundo para 2015 no se cumplirá hasta 2150, advirtió Doiuf. Y es que, en lugar de disminuir, sigue aumentando.

Varias ONGs se concentraron ante las puertas del Palacio de Congresos de Madrid, sede de la reunión de alto nivel, para pedir que el encuentro no se convierta en "una farsa".

"Uno de cada seis habitantes del planeta pasa hambre y 16.000 niños mueren cada día de hambre", indicó el portavoz de Intermón Oxfam, José Antonio Hernández. "Es importante que quienes acuden a este evento incorporen a la lucha contra el hambre el ingrediente más difícil de conseguir: la voluntad política", concluyó.

DW recomienda