1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Aliado de Merkel fija ultimátum a política de refugiados

Horst Seehofer, primer ministro de Baviera y líder de la CSU, dio 14 días a Berlín para que “restablezca el orden en las fronteras”.

El problema de los refugiados no da respiro en Alemania. Este sábado (16.01.2016) Horst Seehofer, el poderoso líder de la Unión Cristianosocial (CSU), el partido aliado de la CSU de la canciller Angela Merkel, y también primer ministro de Baviera, advirtió a Berlín de la imperiosa necesidad de rectificar la política de brazos abiertos y poner límites a la afluencia de refugiados. De lo contrario, dijo Seehofer, tomarán medidas.

En entrevista con el semanario Der Spiegel, el dirigente bávaro sostuvo que “en los próximos 14 días exigiremos por escrito al gobierno que restablezca el orden en las fronteras. Si no lo hace, el gobierno bávaro no tendrá otra opción que presentar una demanda ante el Tribunal Constitucional”. El dirigente se ha mostrado en los últimos meses como uno de los críticos más ácidos con la canciller, de la que es aliado.

Sus comentarios reflejan las crecientes dudas de los alemanes con la convicción de Merkel de que se puede hacer frente a la mayor crisis migratoria en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, especialmente después de agresiones sexuales en la Nochevieja en Colonia de las que se culpa a migrantes. Esto ha significado una caída en la popularidad de Merkel, según un sondeo publicado el viernes 15 de enero.

Críticas desde el SPD

Las críticas no se quedaron en eso. También los socialdemócratas del SPD, socios en la coalición de gobierno, dieron plazos a la canciller para poner en marcha reformas que frenen la ola de solicitantes de asilo que están llegando a Alemania. “Si las medidas no hacen efecto antes de primavera (boreal), estaremos moviéndonos en cifras complicadas”, alertó Sigmar Gabriel, vicecanciller y jefe del SPD, en una entrevista con los diarios del grupo Funke.

Aunque Gabriel no dijo cuál sería el límite de refugiados que Alemania puede acoger, sí afirmó que esa cifra debería estar muy por encima de los 200.000 que propuso Seehofer en otra entrevista. “Pero el contingente tiene que estar significativamente por debajo de las cifras de inmigrantes del año pasado”, subrayó Gabriel al aludir a los casi 1,1 millones de refugiados llegados al país en 2015. Solamente en las primeras dos semanas de 2016, ingresaron a Alemania más de 55.000 refugiados, de acuerdo con cifras publicadas por el periódico Bild.

DZC (dpa, Reuters, EFE)


DW recomienda