1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania y sus miedos ante el “brexit”

El resultado del referendo ya dejó huella en el mercado alemán. Ahora, si sigue el “brexit” duro, se esperan turbulencias en los mercados y un congelamiento de las relaciones económicas entre la UE y Gran Bretaña.

La Cámara Alemana de Industria y Comercio (DIHK) estima que se producirá una brusca caída en la temperatura de las relaciones económicas con Gran Bretaña. "El `brexit´ perjudicará los negocios entre las empresas alemanas y el Reino Unido”, dijo el martes (28.03.2017) el presidente de la DIHK, Eric Schweitzer, al diario Frankfurter Allgemeine Zeitung.

Según una encuesta realizada por la DIHK, el 40% de las compañías alemanas con actividades empresariales en el Reino Unido cuenta con  que se producirá un deterioro de los negocios en los próximos meses, aunque la situación hasta ahora la clasifiquen de "razonablemente sólida”. El 9% de las empresas implicadas planea, por lo tanto, recolocar las inversiones desde Gran Bretaña, sobre todo, en Alemania y también en otros países de la UE.

Brexit: “El objetivo es limitar los daños”

Gran Bretaña-UE: ¿cuánto cuesta el divorcio?

Traslado de las inversiones

Con vistas a las próximas negociaciones sobre la salida de Gran Bretaña de la UE, Schweitzer advirtió en el diario FAZ de "demasiadas concesiones” para no perjudicar en general al mercado nacional de la UE. Al mismo tiempo, "los obstáculos al transporte de mercancías y a la adicional burocracia deberían reducirse, dentro de lo posible” añadió.

Este es un deseo comprensible y es que si fracasaran las negociaciones, se produciría el llamado "brexit” duro. Si así fuera el caso -y todo apunta a que así será- el Ministerio Federal de Finanzas teme que se produzcan fracturas en los mercados. Si la UE y Gran Bretaña no se pusieran de acuerdo en el plazo previsto, sobre el pacto de salida, se podría poner en peligro "la estabilidad del mercado financiero”, aparece en el periódico económico Handelsblatt, que toma como referencia un análisis de dicho ministerio, en el que se analizan los "problemas específicos” del divorcio de Gran Bretaña de la UE.

Defensores del brexit en Londres.

Defensores del "brexit" en Londres.

Amplio catálogo de negociaciones

Los funcionarios del Ministerio Federal de Finanzas recopilaron en 34 páginas las cuestiones económicas clave que deben ser aclaradas por la UE y Gran Bretaña y qué sucederá si no se alcanza la unanimidad al respecto y en el plazo permitido.

Y es que el tiempo apremia: El párrafo correspondiente del artículo del Tratado de Lisboa contempla que la duración de las negociaciones debe ser de dos años. En realidad, es poco tiempo si se tiene en cuenta la abundancia de los problemas a tratar.

Londres correría sola, según los cálculos, con los gastos de su divorcio de la UE: 60 mil millones de euros. Esta suma se deduce, entre otras cosas, de las confirmaciones de los británcios para el presupuesto actual de la UE, al igual que de los compromisos para las pensiones de los trabajadores de los países del bloque.

El sector financiero, tema clave

Los temas cruciales de la lista de negociaciones para Londres son seguramente, por un lado, el futuro del sector financiero, que representa el 12% del resultado económico total británico.

Además, el Gobierno británico tiene que solucionar la descomunal tarea de regular casi cada uno de los aspectos de la economía y la vida cotidiana en su país. Según el periódico Handelsblatt, el Departamento de Investigación de la Cámara Baja británica calcula que se deberán importar hasta 19.000 normativas y requisitos legales de la UE al código legal británico y, de forma paralela, llevar a cabo las negociaciones con la UE.

Ver el video 02:11

¿Cuánto depende la economía británica de la europea?

Posible prórroga

Las negociaciones se planificaron con una duración de 18 meses. El resto del tiempo, hasta la salida de la UE el 29 de marzo de 2019, es necesario para ratificar el nuevo acuerdo. Es posible que estas se prolonguen, siempre y cuando "el Consejo Europeo en conformidad con el Estado miembro afectado acuerden prolongar el plazo por unanimidad”, según el artículo 50, párrafo 3 del Tratado de Lisboa.

Desde el punto de vista económico, no sería conveniente, ya que el "brexit” ha dejado ya su huella en el balance de exportaciones de las empresas alemanas. Según el Instituto de Economía Alemana (IW), el sector farmacéutico (-19%), la industria automotriz (-14%) y la industria química (-11%) se vieron sobre todo afectados con un descenso de las exportaciones en la segunda mitad de 2016. En total, las exportaciones "Made in Germany” a Gran Bretaña se redujeron, con respecto a la segunda mitad de 2015, en un 7,2% debido, supuestamente, a la caída en el valor de la libra luego del referendo. Por ese motivo, las exportaciones desde la eurozona se encarecieron, lo cual frenó la demanda.

Ver el video 01:36

Alemania a la expectativa

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema