1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania y misiones ONU: estar ahí es lo que cuenta

En Mali, en Sudán del Sur o en Afganistán… el Ejército alemán participa en misiones de las Naciones Unidas en zonas en crisis con pocas unidades. ¿Por qué no se compromete más?, preguntan algunos.

Fragata Bremen en la misión Atalanta de Somalia.

Fragata Bremen en la misión Atalanta de Somalia.

El ejército alemán colaborará en el próximo año en una operación para estabilizar la situación en Mali. Tras la aprobación del Bundestag, a la misión Minusma enviará concretamente hasta 150 soldados al país africano. Además, también fue ampliada la misión Unifil en la costa del Líbano.

Alemania contribuye con muchos fondos a las misiones de paz de la ONU. Según fuentes de Exteriores, participa con el 7,1% del presupuesto de paz de las Naciones Unidas. Pero en cuanto a personal, su participación es más bien escasa con solo 220 soldados en las cinco misiones de participación alemana: Minurso en el Sahara Occidental, Unmiss en Sudan del Sur, Unamid en Sudan, Minsuma en Mali, Unifil en Líbano. Para comparar, en estas dos últimas participan en total más de 17.000 soldados y la aportación alemana sería del 1%.

La ministra de Defensa Ursula von der Leyen con soldados alemanes.

La ministra de Defensa Ursula von der Leyen con soldados alemanes.

En vista de los problemas de estas regiones, el compromiso alemán es meramente simbólico, cree Christian Mölling, de la Fundación Ciencia y Política (SWP). El Gobierno prefiere intervenciones discretas por temor a las reacciones contra una intervención militar. El mensaje es: “participamos solo lo justo”.

Falta de personal en el ejército

Ante los grandes objetivos de misiones como Minusma, la pregunta sería si las mini-misiones alemanas sirven para algo. En el caso de Mali, las unidades están destinadas a transporte aéreo, abastecimiento, observación de tareas de mandatarios y suministro de combustible. Una contribución importante, apunta el responsable de Defensa del Bundestag, Hellmut Königshaus.

Sin embargo, Königshaus advierte también de la limitada capacidad del ejército alemán. Desde la Reunificación, el número de soldados pasó de 600.000 a 180.000, descenso ocasionado sobre todo tras la eliminación del servicio militar obligatorio. Aun así, el Know-how alemán está muy solicitado en algunas zonas. Por ejemplo, en cuanto a transporte aéreo, servicios sanitarios o depuración de aguas. “ Alemania hace mucho dentro de sus posibilidades”, aclara Königshaus.

Mejor la OTAN que la ONU

En este contexto, éxitos y fracasos son difíciles de evaluar. Para el experto Mölling, sería necesaria una evaluación a fondo de las intervenciones realizadas: “Por eso es difícil decir en qué contribuye el ejército alemán”. Muchas veces, las misiones solo tienen éxito sobre el papel, continúa.

En las misiones de la OTAN y la UE, Alemania tiene mayor participación con un contingente actual de 4.450 soldados. Por otra parte, la pobre intervención alemana en las misiones de la ONU se debe a dos razones, concluye Mölling: a los europeos no les gusta dejar el control sobre sus fuerzas en manos de otros y cuantos menos países participen en una misión, mas atención despierta las contribuciones de cada uno.

DW recomienda