1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania y los comicios franceses

Sería una tragedia para Berlín que Marine Le Pen ganara los comicios presidenciales galos. Pero también un presidente Emmanuel Macron sería un socio incómodo para el Gobierno germano. Un análisis de Christoph Hasselbach.

En menos de un año, Alemania ha sufrido dos shocks en materia de política exterior: el referendo británico favorable a que el Reino Unido se separe de la Unión Europea (UE) y el ascenso de Donald Trump a la jefatura del Gobierno estadounidense. Pero, ¿qué pasaría si, además, la ultraderechista Marine Le Pen gana los comicios presidenciales de Francia y deslinda a su país tanto del bloque comunitario como de la eurozona? Esa sería una tragedia para Berlín; eso implicaría su ruptura virtual con París y el fin de lo que se construyó durante dos generaciones de relaciones binacionales. Sería difícil imaginar a la UE sin Francia.

Ver el video 01:23

La economía en Francia y Alemania

(Casi) todos por Macron

Los sondeos de opinión auguran el triunfo del centrista Emmanuel Macron en las urnas galas; pero, como las encuestas se equivocaron completamente de cara al "brexit” y a las elecciones presidenciales de Estados Unidos, Alemania tiene razones para estar nerviosa y su canciller, Angela Merkel, motivos para hacer campaña a favor del candidato de 39 años. "A mí me alegraría mucho que ganara Emmanuel Macron porque él está comprometido con una política pro-europea consecuente”, comentó Merkel en entrevista con el diario Kölner Stadt-Anzeiger. De hecho, aparte de la ultraderechista AfD, todos los partidos alemanes piensan igual.

Hasta el presidente de La Izquierda, Bernd Riexinger, ha hecho llamados para que se vote por Macron en Francia, a pesar de que su partido lo considera "una amenaza para los trabajadores”. Macron es compatible con casi todas las formaciones del espectro político alemán, sostiene Claire Demesmay, de la Sociedad Alemana para la Política Exterior. A su juicio, lo decisivo para el Ejecutivo de Merkel es que Macron "coincide en muchos puntos con la política europea de Alemania en lo que concierne al euro, a la zona Schengen, al libre comercio, a las relaciones con Rusia y a la crisis siria”.

Nada sumiso

La experta Almut Möller, del Consejo Europeo para las Relaciones Exteriores, señala que, para Berlín, "Macron es el único candidato que puede ayudar a Alemania a mantener a la UE cohesionada”. Cabe destacar, sin embargo, que las loas recibidas por Macrón desde la otra orilla del Rin lo comprometen. En el duelo televisado que protagonizó con Le Pen, ésta lo atacó alegando que Macron le había "pedido su bendición” a la canciller alemana y que él no planeaba hacer nada "sin el consentimiento de la señora Merkel”. Macron también ha sido criticado por ser el único candidato presidencial francés en elogiar la política de asilo de Alemania.

Pese a todo, es muy probable que, de ganar los comicios, Macron sea un socio incómodo. Él quiere que las deudas europeas se paguen mancomunadamente, lo cual es un tabú para Berlín. Él considera que el superávit comercial de Alemania es tan insoportable como el bajo nivel de las inversiones germanas. Lo que no se puede decir de Macron es que le tenga resentimientos a sus vecinos, asegura la eurodiputada liberal Sylvie Goulard. Pero, aunque sea preferible a Le Pen, Macron no es para nada sumiso.

DW recomienda

Audios y videos sobre el tema