1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Los campeones mundiales

Alemania vs Argentina: la final más repetida de la historia

Alemania y Argentina reeditan una final histórica en Maracaná. Por tercera vez en su historia, los dos combinados se enfrentan por el cetro mundial. Hasta ahora, ninguna selección europea ha ganado en América.

Llegó la hora de la verdad. El mundo se paraliza. Esta tarde, en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, dos viejos conocidos se vuelven a ver las caras en la final de un Mundial. Alemania y Argentina saltarán al césped de Maracaná para disputar, por tercera vez en su historia, una final del Campeonato del Mundo de fútbol.

En la final de México '86, la Argentina de Diego Armando Maradona aceptó su papel de favorita y se impuso por 3-2 a una selección alemana que, cuatro años después, se tomaría su particular revancha venciendo a la albiceleste en la final de Italia '90, anotando un polémico penalti en el minuto 86 de partido.

Alemania ya ha superado a Brasil como la selección que más finales ha disputado. Asimismo, el combinado entrenado por Joachim Löw tiene la oportunidad de igualar a Italia como la segunda selección con mayor número de Copas del Mundo en sus vitrinas. Hasta ahora, la Mannschaft ha perdido más finales de las que ha ganado. Si bien logró alzarse con el título en las citas de 1954, 1974 y 1990, se quedó a las puertas de la gloria en otras cuatro ocasiones: 1966, 1982, 1986 y 2002.

Para Argentina será la quinta final de su historia. Aunque logró la victoria en las ediciones de 1978 y 1986, la albiceleste tiene también dos derrotas en su casillero: 1930 y 1990. Hoy, 24 años después de aquella trágica noche en la que el mundo vio llorar a Maradona en el césped del Estadio Olímpico de Roma, Argentina tiene la oportunidad de recuperar el tan ansiado cetro mundial. Para lograrlo, la albiceleste tiene un arma con la que no cuenta Alemania: el mejor jugador del planeta, Leo Messi.

En Río de Janeiro, y tras haber disputado un campeonato muy irregular, Messi jugará contra Alemania y contra sí mismo. Si bien es cierto que Messi ha dado síntomas de no ser el mismo de hace dos temporadas, los partidos de este tipo coronan a aquellos que lo merecen.

El éxito de Argentina dependerá de la actuación de su capitán, Leo Messi.

El éxito de Argentina dependerá de la actuación de su capitán, Leo Messi.

Dos formas diferentes de ver el fútbol

Si comparamos a los dos equipos línea por línea, Alemania es superior a Argentina. El orden táctico, la solidez defensiva y la efectividad en ataque son la tres principales virtudes mostradas hasta el momento por el combinado de Löw. Asimismo, el entrenador alemán ha demostrado ser capaz de cambiar el esquema del equipo dependiendo de las circunstancias o del rival.

Ante Argentina, Alemania no hará experimentos. En la alineación titular no habrá sorpresas. Con Neuer en la portería y Phillip Lahm en su posición natural, la defensa estará completada por Boateng, Hummels y Höwedes. En el centro del campo, Khedira y Schweinsteiger serán los timoneles de un equipo que tendrá en Kroos a su hombre más creativo. Por delante suyo, el tridente atacante formado por Özil, Müller y un Miroslav Klose que disputará esta noche su último partido en un Mundial.

Ante ellos, una selección argentina irregular, aguerrida e imprevisible, comandada por Javier Mascherano, según Schweinsteiger, “el líder de una jauría de lobos”. Los hombres de Sabella, aún conscientes de la teórica superioridad alemana, tratarán de explotar sus armas, sobre todo al contraataque. Si Di María llega a la final en condiciones, el ataque albiceleste ganará muchos enteros. Eso sí, que nadie se olvide de Leo Messi. Ante él, el partido más importante de su vida.

La clave: Alemania es favorita por historia, juego y calidad colectiva. Si Messi decide volver a ser el de siempre, Argentina peleará el título hasta el final.

DW recomienda