Alemania: un paso más contra la ″inmigración de la pobreza″ | Europa | DW | 06.11.2014
  1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Europa

Alemania: un paso más contra la "inmigración de la pobreza"

El polémico paquete de medidas tratará de dificultar el uso fraudulento de las prestaciones sociales del país, debido al número cada vez mayor de inmigrantes desempleados procedentes del sur y este de la Unión Europea.

Con esta nueva ley, a la que este jueves (06.11.2014) la Cámara Baja o Bundestag dio su aprobación, el Gobierno alemán fija un plazo de seis meses de estancia para que los ciudadanos de la Unión Europea busquen empleo en Alemania, a menos que tengan "perspectivas concretas de éxito" en la búsqueda. Además, fija sanciones a quienes falseen documentación e incluye la prohibición de ingreso a quienes hayan abusado del sistema de ayudas sociales del país.

Esta ley debe pasar aún por el Bundesrat (Cámara alta) para su completa aprobación. En su día, estuvo envuelta en un duro debate durante meses sobre la llamada "inmigración de la pobreza" y fue calificada de populista y desconectada de la realidad. La ley fue aprobada en el Bundestag con el rechazo de la oposición, que amenazó con acudir al Tribunal Europeo.

El asunto, en la Comisión Europea

Ayer mismo, Pablo Iglesias, el eurodiputado del partido español de izquierdas Podemos, expresó ante la Comisión Europea su preocupación por esta ley. "¿Va a permitir la UE que se incumpla el derecho a la libre circulación?", inquirió Iglesias al Ejecutivo comunitario en una pregunta parlamentaria. Por su parte, la Comisión respondió que está examinando el proyecto de ley alemana para comprobar si es compatible con el Derecho comunitario, al tiempo que recuerda que "los ciudadanos de la UE tienen derecho a residir en otro Estado miembro con la condición de que sean trabajadores".

En el caso de las personas inactivas, la condición es que dispongan de recursos suficientes para mantenerse a sí mismos y a su familia y no convertirse en una carga para la asistencia social del Estado miembro de acogida, añadió la Comisión. Bruselas señala, no obstante, que si la legislación alemana llega a adoptarse y fuera necesario, la CE hará uso de los medios que tiene a su disposición para garantizar su conformidad con el Derecho de la UE.

Al líder de Podemos, partido convertido ya en la tercera fuerza política de España, le preocupa especialmente la situación de los aproximadamente 11.000 españoles que han emigrado a Alemania. Algunos de ellos cobran un subsidio de seguridad básico y podrían ver retiradas sus prestaciones si no encuentran trabajo.

MS (dpa/efe)