1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania

Alemania: un día sin trenes

Por primera vez en la historia de Alemania, una huelga deja aletargado el tráfico de pasajeros ferroviarios más de una mañana. 30 horas pretenden los maquinistas del sindicato GDL interrumpir el flujo de trenes.

default

Esperando el tren

1300 maquinistas se han plegado a la huelga. Sobre todo, los pasajeros de las ciudades del este de Alemania la han sufrido en carne propia: por las frías estaciones pasa, desde la madrugada del 25 de octubre, un tren sí y otro no. Por lo menos eso es lo que oficialmente pretende el sindicato GDL, aunque el balance real es que sólo un 10% de los trenes han alcanzado, saliendo desde Berlín, las regiones de Sajonia, Sajonia-Anhalt, Turingia y Mecklenburgo-Pomerania Occidental. En Leipzig, los trenes de circuito regional casi no se han movido, y algo semejante sucede en Dresde . Y los pasajeros afectados, sobre todo los que usualmente se trasladan a su trabajo en tren, han optado por el autómovil. Exonerados de la huelga están, por orden judicial, los trenes internacionales y los de carga.

Deutschland Tarife Bahn Streik Bahnhof Frankfurt am Main

Llegan tarde al trabajo, pero hoy están disculpados

En las carreteras de Múnich y las ciudades del populoso oeste alemán –Fráncfort del Meno entre ellas- se ha percibido claramente este incremento de tráfico vehicular. Si bien un sistema de información especial puesto a disposición por la Deutsche Bahn y unos trenes alternativos han evitado el caos, un día sin trenes se hace sentir, y mucho.

Pretensiones

Esta huelga es un capítulo más de la lucha que llevan los sindicatos de maquinistas de la Deutsche Bahn desde hace casi medio año; su inicio coincide con el anuncio de la excelente salud económica de la empresa y su posible entrada a bolsa.

En un principio, a las exigencias de mejoras de sueldos y condiciones laborales se unían otros frentes sindicales. Entre tanto, después de acuerdos parciales, el GDL, solo, se juega el todo por el todo. Exige un acuerdo tarifario exclusivo para los maquinistas, con un aumento salarial del 10%. De la misma manera que lo ha acordado con todos los demás sindicatos, Deutsche Bahn está dispuesta a un incremento del 4,5%, y por sobre todas las cosas, no está dispuesta a dejarse extorsionar. Y a que esto siente precedente. Que simplemente no puede ser que 34.000 maquinistas impongan su voluntad sobre los otros 230.000 empleados de la empresa, declara a la prensa la presidente de la ferroviaria alemana, Margret Suckale. Por su parte, Günther Kinscher, uno de los principales directivos de GDL, declaraba esta mañana en la televisión alemana, que su sindicato no cejará hasta que Deutsche Bahn le haga “una oferta razonable”.

BdT Deutschland Tarife Bahn Streik Regionalzug

Y, dado que se trata de una empresa estatal, el gobierno, en su función de intermediario, también tiene algo que decir: Peter Struck, el ex ministro de Defensa y portavoz de la fracción parlamentaria de los socialdemócratas, hizo hincapié en que no puede haber más que un mismo acuerdo tarifario para todos, pues de lo contrario “se generaría una confusión inaceptable”. Por lo pronto, en las estaciones ferroviarias esta confusión no ha llegado a niveles exorbitantes, a pesar de que el usuario alemán, libre de toda culpa, sí que echa de menos el silbato de los maquinistas.

DW recomienda