1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Alemania decide

Alemania: todos los ojos puestos en el pequeño Sarre

Este año es año electoral en la principal potencia de la zona euro. Y el estado federado más chico del país abrirá los fuegos este domingo. Los analistas esperan con ansias los resultados.

"Lo mejor viene en envase pequeño", reza el dicho, y vaya que aplica en el caso de Sarre dicha expresión de la sabiduría popular. El más chico de los estados federados de Alemania, ubicado en la frontera con Francia, es a menudo ridiculizado e incluso ha sido calificado como "superfluo" por el satírico Jan Böhmermann. En el programa de TV "Neo Magazin Royale" las bromas sobre el tamaño de Sarre son recurrentes.

 

Más información:

-Schulz adelanta a Merkel por primera vez en las encuestas

-El "efecto Schulz"

 

Pero este domingo 26 de marzo todas las miradas estarán dirigidas a ese lugar que tantos chistes ha generado, gracias a que sus elecciones regionales servirán como un barómetro en miniatura de lo que podría suceder en septiembre y medirán el estado de las fuerzas políticas en el país. Cuán así es todo esto, siempre es motivo de discusión entre los politólogos, toda vez que en Sarre hay 800 mil electores de un total de 62 millones que están en condiciones de ir a las urnas en septiembre.

Cercanía francesa

Su historia hace de Sarre un lugar particular dentro de Alemania: después de la Segunda Guerra Mundial, fue ocupado por fuerzas francesas, país que administró económicamente la región hasta 1957, cuando se produjo la llamada "pequeña reunificación" y finalmente Sarre volvió a estar bajo administración alemana, específicamente de la República Federal.

¿Alcanzará el brillo de Schulz para que el SPD se imponga en Sarre?

¿Alcanzará el brillo de Schulz para que el SPD se imponga en Sarre?

Por ello, y obviamente también debido a su situación fronteriza, Sarre ha tenido siempre estrechas relaciones con Francia. En términos económicos, los franceses son sus principales socios comerciales y es el único Estado federado que tiene al francés como su primer idioma extranjero en las escuelas. Incluso en la llamada "Estrategia francesa del Sarre" se pone sobre la mesa la propuesta de incluir al francés como segunda lengua oficial en dicha región.

¿Operará acá el "efecto Schulz"?

Sarre tiene la mayor proporción de católicos entre su población de toda Alemania: el 62 por ciento de los ciudadanos se declaran parte de esa iglesia. Por ello, los partidos tradicionales católicos dominan el escenario político de la región y la Unión Demócrata Cristiana (CDU) de la canciller Angela Merkel gobierna desde hace 18 años dicho estado federado. Pero eso podría cambiar esta vez, si es que el llamado "efecto Schulz", es decir, el incremento en la adhesión que ha tenido el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) desde que Martin Schulz asumió como candidato a la cancillería, logra imponerse también en Sarre.

De hecho, según un sondeo de la cadena pública ARD, la CDU tiene una intención de voto apenas ligeramente superior a la del SPD. Es solo un punto, bastante menos de lo que exhibía en enero, cuando su ventaja sobre los socialdemócratas era clara. En Sarre gobierna una coalición CDU-SPD, al igual que en Alemania, por lo que una alianza de ese color podría repetirse, aunque varios sondeos muestran que también podría darse el escenario de que el SPD obtenga los votos suficientes para buscar otros socios y consiga formar gobierno junto a La Izquierda.

Tradicionalmente, la CDU gana en Sarre.

Tradicionalmente, la CDU gana en Sarre.

Porque esa es otra de las peculiaridades de Sarre: la fuerza que tiene La Izquierda en la región. Tradicionalmente, este partido no es especialmente poderoso en las zonas occidentales del país, pero, en este estado, el partido se ve beneficiado por la popularidad de su coterráneo más famoso: Oskar Lafontaine. El político izquierdista, alguna vez miembro del SPD, fue primer ministro de Sarre y ahora vuelve, por tercera vez, a encabezar la lista de La Izquierda en las elecciones regionales.

Quién detentará el poder en el Parlamento y el Gobierno más pequeño de Alemania se sabrá este domingo 26 de marzo. Y a partir de allí serán posibles análisis que extiendan estos resultados al resto de Alemania. Tras las elecciones en Sarre, los ojos se concentrarán en Schleswig-Holstein y Renania del Norte-Westfalia, donde las votaciones regionales son en mayo. Y finalmente, tras esas elecciones, septiembre estará a la vista.

Janina Semenova (DZC/MS)

DW recomienda