1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Así es Alemania

Alemania: teólogos exigen fin de celibato

144 teólogos de Alemania, Austria y Suiza exigen profundas reformas de la Iglesia católica, como el fin del celibato, el sacerdocio femenino y la participación de los fieles en la elección de obispos.

default

La Iglesia católica alemana necesita una reforma profunda, dicen teólogos.

Un año después de los escándalos de abusos sexuales de menores en el país germano y con la crisis de la Iglesia católica de trasfondo, 144 catedráticos -hombres y mujeres- de teología católica de Alemania, Austria y Suiza han firmado un manifiesto que proclama una reforma profunda de la Iglesia. Entre los requerimientos que en el texto son calificados como “retos” se incluyen "mayores estructuras sinodales en todos los niveles de la Iglesia", el fin del celibato, la posibilidad del sacerdocio femenino, así como la participación de los fieles en la elección de sus obispos y párrocos.

Cuestión de credibilidad

Deutschland Katholische Pfarrkirche Mutter zum Guten Rat Frankfurt am Main - Niederrad

Cada vez más fieles se retiran de la Iglesia católica en Alemania.

Los firmantes del documento que lleva por título “Iglesia 2011: un resurgimiento necesario” suponen más de un tercio de los 400 teólogos del área de habla alemana, según reveló este viernes (04.02) el diario Süddeutsche Zeitung. El manifiesto fue redactado por un grupo de ocho personas. Judith Könemann, profesora de teología de Münster y una de las redactoras, dijo a Süddeutsche Zeitung que se hubieren conformado con 50 firmas. “Al parecer tocamos una fibra sensible”, dijo Könemann.

En el texto, los 144 teólogos firmantes argumentan que debido a la crisis de la Iglesia por los casos de pederastia que ocasionaron el retiro de fieles de muchas parroquias, ellos se ven "en la responsabilidad de hacer un aporte a un nuevo comienzo real" de la Iglesia católica en Alemania. "La Iglesia debe entender estas señales y renovar sus estructuras, para así recobrar la fuerza vital y la credibilidad”, cita el documento.

La Iglesia debe, así mismo, reconocer y fomentar "la libertad del hombre como criatura de Dios", respetar la conciencia libre, defender el derecho y la justicia y criticar las manifestaciones que "desprecian la dignidad humana", indica el texto.

“El miedo no es buen consejero”

Margot Käßmann Die Ratsvorsitzende der Evangelischen Kirche in Deutschland

La Iglesia protestante alemana tiene sacerdotes mujeres. Ésta es una de las propuestas de los teólogos.

En este orden de ideas, los téólogos de habla germana subrayan que la Iglesia católica requiere "sacerdotes casados y mujeres en el oficio eclesiástico". La falta de sacerdotes fuerza la existencia de parroquias cada vez mayores, lo que ocasiona que los fieles no tengan sentido de pertenencia ni una identidad histórica hacia su parroquia. Ante la falta de responsabilidad y la poca participación en estructuras más democráticas, los fieles se distancian cada vez más.

Igualmente destaca que "la defensa legal y la cultura del derecho" en la Iglesia deben "mejorar urgentemente", y comenta que la elevada valoración del matrimonio y del celibato suponen "excluir a personas que viven el amor, la fidelidad y la preocupación mutua" en una relación estable de pareja del mismo sexo o como divorciados casados en segundas nupcias. “Sólo si se retoman situaciones concretas de la vida real, el mensaje eclesiástico será escuchado por más personas”, dice el texto.

Esta iniciativa es el más importante alzamiento contra la cúpula de la Iglesia católica desde hace 22 años. En 1989, más de 220 teólogos suscribieron la "Declaración de Colonia" como una crítica al estilo de dirección autoritario del Papa Juan Pablo II. De acuerdo con el diario alemán, el número de firmantes podría sería mayor, pero muchos no lo hicieron por temor a represalias.

"A la tormenta del pasado año (en referencia a los escándalos de pederastia) no puede seguir silencio alguno", afirma el texto, que considera que "en las circunstancias actuales sólo podría tratarse de un silencio sepulcral". Y tras solicitar diálogo y comentar que el miedo no es buen consejero, recuerda que los cristianos han sido "llamados por el Evangelio a mirar con valor hacia el futuro".

Autora: Cristina Mendoza Weber

Editora: Emilia Rojas

DW recomienda