1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

El Mundo

Alemania también pudo ayudar a la NSA a espiar a Austria

La presión arrecia sobre el Gobierno de Merkel, después de que aparecieran nuevas informaciones sobre el servicio de apoyo que la inteligencia alemana pudo haber prestado a EEUU.

El escándalo no cesa. Tras las recientes informaciones sobre el supuesto apoyo que los servicios alemanes de inteligencia prestaron a la NSA para espiar a altos funcionarios franceses y de la Unión Europea, la publicación Bild am Sonntag avanza hoy (30.04.2015) que el Bundesnachrichtendienst también espió a funcionarios austríacos desde la base bávara de Bad Aibling. Bild am Sonntag se basa en un correo electrónico interno, fechado el 14 de agosto de 2013.

Mientras en el resto del mundo el escándalo del espionaje exterior estadounidense parece haber quedado en un segundo plano, en Alemania sigue generando coletazos que sacuden la imagen del país y ponen en aprietos al Gobierno de Angela Merkel. Este jueves, las autoridades europeas pidieron explicaciones a Berlín por estas informaciones sobre el supuesto apoyo alemán al espionaje de la NSA. El roce con los socios europeos genera preocupación en la cancillería, donde se otorga una gran dimensión política a lo ocurrido y no se descarta que termine forzando renuncias dentro del BDN o incluso del Gobierno.

Petición de explicaciones

"Es algo que tiene que ser aclarado por las autoridades alemanas, también por las parlamentarias", señaló el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al exigir explicaciones por lo ocurrido. También el alemán Martin Schulz, presidente del Parlamento Europeo, se mostró irritado con las sospechas y advirtió que, de ser ciertas constituirían un acto "grave e inaceptable". Hace una semana comenzaron a publicarse reportes sobre una supuesta colaboración de los servicios secretos alemanes con la NSA para espiar a empresas y políticos europeos durante años.

Ayer miércoles, el diario Süddeutsche Zeitung y las emisoras NDR y WDR aseguraron que la NSA usó la estación de escuchas del BND en Bad Aibling, Baviera, para monitorear comunicaciones de funcionarios de alto rango del Ministerio de Exteriores y la presidencia en París yde la Comisión Europea en Bruselas. Además, el BND informó al parecer a la cancillería hace ya años de intentos de espionaje irregulares de la NSA al detectarlos, pero el Gobierno de Merkel solo comenzó a investigarlos a fondo cuando el tema llegó a la comisión del Parlamento que trata el escándalo. La dimensión de lo ocurrido sigue sin aclararse del todo.

De momento, Merkel ha evitado pronunciarse por el momento sobre el escándalo. Su portavoz, Steffen Seibert, se limitó a asegurar que el Gobierno "informa al Parlamento siempre con su mejor voluntad y consciencia". Sin embargo, la oposición acusó a Berlín de haber ocultado datos sobre el espionaje estadounidense en Alemania y consideró "penoso" para el Gobierno si se confirma que la NSA espió "a sus mejores amigos políticos en París", en palabras del diputado de los Verdes Hans-Christian Ströbele.

MS (dpa/efe)