1. Inhalt
  2. Navigation
  3. Weitere Inhalte
  4. Metanavigation
  5. Suche
  6. Choose from 30 Languages

Deportes

Alemania Sub 21: selección multicultural

En la Eurocopa Sub 21 Alemania presenta un equipo nacional cuyos orígenes se extienden por todo el mundo; desde Irán hasta España, y de Turquía a Nigeria, una mezcla de culturas vistiendo el uniforme de un mismo país.

default

Gonzalo Castro, futbolista de padres españoles.

“Mi lengua y mi sangre son españolas y voy a ser español siempre. aunque tenga pasaporte de Alemania y juegue para su selección”, le confesó Gonzalo Castro a DW-WORLD hablando sobre la difícil situación a la que se enfrenta un jugador con raíces extranjeras al momento de decidir qué uniforme vestir, a qué nación entregarle el corazón, por qué bandera luchar en procura de títulos internacionales.

Castro forma parte de la nómina de 23 futbolistas que conforman la selección sub 21 de Alemania que disputa la Eurocopa en Suecia; un equipo que representa el futuro del fútbol en este país, y cuya característica más llamativa es la pluralidad étnica.

El atacante Ashkan Dejagah es uno de los mejores ejemplos de esta amalgama; nacido en Teherán y formado en Berlín, es un alemán que no ha dejado de ser iraní, lo cual no siempre está libre de problemas, por el contrario, puede resultar complicado y generar situaciones embarazosas como la acontecida en septiembre de 2008 cuando se negó a formar de la selección en un partido contra Israel.

Dejagah, sin embargo, reconoció su error y le dio un sí a la política de tolerancia de Alemania, país al que representa, poniéndole punto final a un debate que alcanzó dimensiones internacionales. Proporciones parecidas tuvo también la decisión de Mesut Özil a favor de sus compatriotas alemanes dándole la espalda a la selección del país de sus padres, Turquía, que durante largo tiempo luchó por conquistarlo.

Emigrantes son mayoría

Özil y Dejagah conforman hoy el ataque de Alemania en la Eurocopa Sub 21 y el encargado de surtirlos con pases desde la zona de volantes es un pequeño artista nacido en Bosnia que fue una de las grandes revelaciones de la Bundesliga la temporada pasada, Marko Marin.

Actualmente de la selección que está en Suecia forman parte ocho jugadores con raíces extranjeras, hijos de emigrantes o emigrantes; los alemanes “puros” están en minoría ante una lista de países de origen que abarca diversos rincones de Asia, África y Europa Oriental.

El lateral Andreas Beck nació en Siberia, su colega en la defensa Sebastián Boenisch en Polonia, el padre de Denis Aogo es de Nigeria, el de Jerome Boateng de Ghana, el de Sami Khedira de Túnez, los padres de Gonzalo Castro son españoles y los de Mesut Özil, turcos.

Todos ellos tuvieron en su momento la oportunidad de representar internacionalmente a sus países de origen, sin embargo todos respondieron con una negativa a la invitación, aún cuando la posibilidad de integrar la selección alemana era apenas un sueño . “Fue una decisión muy difícil, pero creo que elegí bien. Hablé con mi familia y ellos estuvieron de acuerdo y no me pusieron ningún obstáculo, ellos dijeron que era mi futuro y por eso me respaldaron” contó por ejemplo Castro.

Así se conforma un equipo multiétnico. Alemania no ha tenido en su historia una selección tan internacional como esta Sub 21, y gran parte de sus miembros lograrán el paso al conjunto nacional de mayores, con lo cual no importa en qué país del mundo se juegue, los alemanes muy probablemente tendrán en sus filas a alguien que estará en casa.

Autor: Daniel Martínez

Editor: Pablo Kummetz